EFELondres

El Gobierno británico anunció este jueves sanciones contra el general Ming Aung Hlaing, comandante de las Fuerzas Armadas de Birmania, y otros cinco miembros de la junta militar que tomó el poder en ese país tras el golpe de Estado.

Según informó este jueves el ministerio de Exteriores en un comunicado, los otros cinco militares amonestados también forman parte del Consejo Administrativo del Estado que está ahora al mando de Birmania tras el golpe de principios de febrero que derrocó al Gobierno electo de Aung San Suu Kyi.

Se trata del secretario de dicho órgano, el teniente general Aung Lin Dwe; el secretario adjunto, el teniente Ye Win Oo; el titular de Transporte y Comunicaciones, el almirante Tin Aung San; el general Maung Maung Kyaw y el teniente general Moe Myint Tun.

Con estas medidas, los militares tienen prohibido viajar al Reino Unido y no se permitirá que las empresas gestionen fondos económicos que puedan tener estas personas en este país, según Exteriores.

Las sanciones se añaden a otras que ya recayeron en otros 19 militares birmanos.

Además de las sanciones impuestas, el Reino Unido suspenderá temporalmente toda promoción del comercio con Birmania mientras trabaja con las empresas británicas y la sociedad civil para "remodelar su enfoque comercial", según indicó Exteriores.

En este sentido, el Ministerio de Comercio Internacional del Reino Unido trabajará para garantizar que las empresas británicas en Birmania no comercien con empresas de propiedad militar, "al tiempo que se protege el importante papel que desempeña el comercio en la reducción de la pobreza y en el desarrollo económico".

"El paquete de medidas de hoy envía un mensaje claro al régimen militar de Birmania de que los responsables de violaciones de derechos humanos deberán rendir cuentas", aseguró el jefe de la diplomacia británica, Dominic Raab.

Asimismo, se dirigió a la población de Birmania para comunicarles que "el Reino Unido está trabajando en estrecha colaboración con socios internacionales para apoyar el derecho a la democracia y a la libertad de expresión".