EFEJartum

Sudán ha puesto en marcha el Consejo Soberano, órgano que liderará la transición durante tres años en el país africano y que estará encabezado los primeros 21 meses por un militar, después de que sus miembros hayan tomado hoy posesión de sus cargos en el palacio presidencial en Jartum.

El primero en jurar fue el mariscal Abdelfatah al Burhan, quien va a presidir temporalmente el Consejo Soberano, que equivale a la Presidencia de Sudán y sustituye al Consejo Militar Transitorio, el cual detentó el poder desde el derrocamiento a manos del Ejército del dictador Omar al Bashir el pasado 11 de abril.

Al Burhan ha estado al frente de la junta militar desde el 13 de abril, cuando sustituyó a Awan bin Auf, que dimitió tan sólo veinticuatro horas después de asumir el puesto, debido al rechazo de la calle y de las fuerzas políticas opositoras que forzaron el derrocamiento de Al Bashir.

El Consejo Soberano está formado por cinco uniformados y cinco civiles, además de un undécimo miembro acordado por ambos, y será presidido por los militares los primeros 21 meses de la transición y por los civiles, los otros 18 meses.

Tras Al Burhan, han ido tomando posesión el resto de miembros del órgano salvo uno, Mohamed Hasan al Taaishi, quien se encuentra en el Reino Unido y cuyo viaje se ha retrasado.

Uno de sus miembros reveló que ya se ha producido el primer desencuentro en el seno del consejo, al no haber acuerdo para elegir los nombres que ocuparán los principales cargos del poder judicial.

"Hemos discutido en la primera reunión del Consejo Soberano los nombres para los dos puestos de presidente de poder judicial y del fiscal general, pero hubo desacuerdos en nuestras posturas. Hemos acordado finiquitar el asunto en las próximas horas", manifestó, sin dar más detalles.

El último en jurar el cargo fue Abdallá Hamdok como nuevo primer ministro para la transición, quien destacó en una rueda de prensa en el palacio presidencial que la revolución de diciembre fue la "más grande de la historia moderna" en Sudán.

Doctor en Economía por la Universidad de Manchester, Hamdok afirmó que va a tener como prioridad en su programa para la transición poner fin a la guerra, así como tratar "la gran crisis económica y construir una economía nacional que se base en la producción".

Además, realzó el papel de la mujer que "ha estado en las primeras filas de esta revolución" y agregó: "Habéis visto que todos los que han negociado han sido hombres, pero esto hay que cambiarlo".

Entre los miembros del Consejo Soberano que han jurado hoy el cargo hay dos mujeres: Aisha Musa, profesora de Literatura Árabe de la Universidad de Jartum y uno de los cinco miembros civiles, y Rayaa Nicol Abdel Masih, una cristiana consejera legal del Ministerio de Justicia, que fue elegida por consenso.

De los uniformados, además de Al Burhan, juraron hoy sus cargos el general Mohamed Hamdan Dagalo, conocido como "Hemedti" y hombre fuerte de la junta militar; el portavoz militar Shamsaldín Kabashi, el teniente general Yaser al Ata y el general de brigada Ibrahim Yaber.

Los militares y las fuerzas políticas y grupos civiles opositores alcanzaron un acuerdo el pasado julio por el cual se repartirán el poder en los próximos tres años y tres meses, hasta la celebración de elecciones para designar al primer jefe de Estado tras Al Bashir.

Además del Consejo Soberano, se formará un Consejo de Ministros y un Consejo Legislativo, que asumirán las funciones del Gobierno y el Parlamento durante la etapa de transición y hasta que también sean elegidos democráticamente.

Con 40 millones de habitantes, el país comenzó un proceso de transición el 11 de abril con el derrocamiento de Al Bashir por parte del Ejército, tras meses de protestas en las calles por la mala situación económica, la inflación y la escasez de productos básicos.

Al Nur al Zaki