EFELondres

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, dijo este jueves que no debe permitirse que Boris Johnson se "aferre" al Gobierno de manera interina y amenazó con presentar una moción de censura para retirarlo del poder.

Fuentes de Downing Street indicaron hoy que Johnson ha aceptado dimitir después de que más de 50 miembros de su Ejecutivo renunciasen en protesta con su gestión y los escándalos que han salpicado al "premier" en los últimos meses.

Sin embargo, Starmer, líder de la primera formación de la oposición británica, pide que no se permita a Johnson permanecer en el Gobierno mientras se elige al nuevo líder conservador, quien automáticamente se convertirá en primer ministro.

"Su propio partido finalmente ha llegado a la conclusión de que no es apto para ser primer ministro, ahora no pueden imponerlo al país durante los próximos meses", dijo Starmer a los medios.

"Si no se deshacen de él, entonces los laboristas darán un paso al frente, en interés nacional, y presentarán una moción de censura (en la Cámara de los Comunes) porque no podemos continuar con este primer ministro que se aferra durante meses", agregó.

A la espera de elegir al nuevo líder conservador, un proceso que llevará varias semanas, Johnson ha iniciado la designación de los ministros que componen el nuevo Ejecutivo interino, a fin de que no haya un vacío de poder en el Reino Unido.

Desde que Rishi Sunak y Sajid Javid renunciasen como titulares de Economía y Sanidad, respectivamente, el martes, Johnson afrontó un aluvión de dimisiones, entre ellos ministros y secretarios de Estado.

El primer ministro ha aceptado hoy presentar la dimisión después de una conversación con el presidente del influyente Comité 1922 -que agrupa a los diputados conservadores sin cartera-, Graham Brady, para decidir los pasos para su partida, ya que es este comité que establece el calendario para elegir al sustituto de Johnson.

Se espera que el nuevo líder conservador sea elegido para cuando se celebre el congreso anual de la formación entre el 2 y el 5 de octubre en la ciudad inglesa de Birmingham.