EFEAnkara

Miles de personas acompañaron hoy la primera jornada de la marcha de Kemal Kiliçdaroglu, líder del principal partido opositor turco, el socialdemócrata CHP, que pretende cubrir a pie el trayecto de Ankara a Estambul en protesta por la condena ayer a 25 años de cárcel de uno de sus diputados.

"Nos enfrentamos a una dictadura. No queremos periodistas en la cárcel. Queremos vivir en paz. No queremos vivir en un país donde no hay justicia. Comienzo la marcha por esto", declaró Kiliçdaroglu antes de iniciar la caminata desde un parque del centro de Ankara.

"Los que quieren justicia tienen que unirse a esta marcha, esto no es una marcha de un partido, todo el mundo tiene que defender la la independencia de los tribunales", agregó.

Miles de personas acudieron a la convocatoria del Partido Republicano del Pueblo (CHP) en el centro de la capital turca y muchas de ellas comenzaron a marchar junto al líder opositor.

"No te calles: si sigues en silencio, el próximo serás tú", gritaban algunos de los que caminaban junto a Kiliçdaroglu, con cánticos que criticaban al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El partido laico ha reaccionado así a la sentencia de 25 años de cárcel dictada ayer contra el diputado por Estambul Enis Berberoglu por los cargos de "espionaje militar político" y "revelación de secretos de Estado".

Si bien una decena de parlamentarios del izquierdista y del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) está en prisión preventiva desde noviembre pasado, esta es la primera vez que un legislador del CHP entra en la cárcel.

Según las previsiones del CHP, la marcha tardará unos veintiocho días en cubrir los 425 kilómetros que separan Ankara de Estambul.

La primera jornada se dio por concluida después de que los miles de participantes recorriesen unos 20 kilómetros en cinco horas y alcanzaran el hipódromo en la periferia de Ankara, donde Kiliçdaroglu pasará la noche en una tienda.

"No marcho por mí ni por mi familia, sino por todos, aunque piensen distinto a mí. Un día, los que ahora vulneran las leyes también necesitarán justicia. Cuando llegue ese día pediremos justicia para ellos", dijo el político al concluir la etapa.

No se registraron incidentes durante la marcha, salvo tensiones menores cuando algunas personas, al pasar con su vehículo cerca de la columna humana, hacían señales a favor del Gobierno.

"No estamos cansados, sino decididos. Hubo algunas provocaciones en el camino, pero no respondimos. Esta marcha será como una fiesta. Queremos que sea masiva. Será masiva también en otras provincias", anunció Kiliçdaroglu.

La iniciativa de Kilicdaroglu acaba con la estrategia de llamamiento a la calma y la contención del líder opositor, ante el temor de que la movilización en las calles contra el Gobierno islamista turco pudiera causar choques y enfrentamientos.

Berberoglu fue condenado por filtrar al diario "Cumhuriyet" material de vídeo procedente de las fuerzas de seguridad turcas.

En las imágenes, publicadas por ese rotativo en mayo de 2015, se apreciaban armas en la carga de unos camiones escoltados por los servicios secretos turcos y que oficialmente transportaban ayuda humanitaria a Siria.

El tribunal juzga también por este caso a los periodistas Can Dündar y Erdem Gül, responsables del "Cumhuriyet" en el momento de la publicación, si bien el primero se halla exiliado en Alemania.