EFESídney (Australia)

Los miembros del nuevo Ejecutivo de Australia, encabezado por el primer ministro laborista Anthony Albanese, juraron este miércoles sus cargos en una ceremonia en Camberra marcada por la representación de un número récord de mujeres y representantes de la multiculturalidad del país.

El nuevo Ejecutivo australiano tiene a diez mujeres como titulares del Gabinete de 22 integrantes, entre ellas Penny Wong, la ministra de Exteriores nacida Malasia; así como la aborigen Linda Burney como ministra de Asuntos Indígenas.

Además, Ed Husic fue nombrado ministro de Industria y Ciencia y se convierte en el primer musulmán que forma parte de un gabinete gubernamental, mientras que Anne Aly, que también profesa el islam, fue designada como titular de Educación Temprana y Juventud, una de las seis carteras ministeriales fuera del Gabinete.

El equipo de Albanese también está integrado por Richard Marles, su viceprimer ministro y titular de Defensa, así como Jim Chalmers al frente del Ministerio del Tesoro, y Kathy Gallagher a cargo del de Finanzas, Servicios Públicos y la Mujer.

El Ejecutivo Laborista, formación de centro-izquierda que retorna al poder tras nueve años en la oposición, también tiene en la cartera de Comercio a Don Farrell; en la del Interior a Clare O'Neill y a Mark Dreyfus en la Fiscalía General, mientras que Chris Bowen y Tanya Plibersek, ocupan las de Cambio Climático y Energía y Ambiente y Agua, respectivamente.

Albanese, de 59 años, juró su cargo de primer ministro el 23 de mayo tras la victoria de su partido en las elecciones legislativas celebradas dos días antes en una ceremonia extraordinaria para permitir su presencia y la de la titular de Exteriores, Penny Wong, a la cumbre de líderes del Quad, una alianza formada por Australia, India, Japón y Estados Unidos.

La Comisión Electoral Australiana indica en sus resultados aún preliminares que los laboristas han obtenido 76 escaños -la cifra que concede mayoría absoluta en el Parlamento- y todavía cuentan con la posibilidad de sumar uno más, mientras que la coalición de derecha Liberal-Nacional suma 57 curules y también puede añadir otro asiento.

Con estos resultados, los laboristas no precisarán de alianzas con el resto de formaciones con representación o políticos independientes entre los 151 diputados del Legislativo.