EFECiudad del Vaticano

El papa Francisco dijo al nuevo embajador de España ante la Santa Sede, Gerardo Bugallo, que el Vaticano "no reconoce movimientos secesionistas" o de autodeterminación que no son resultados de una descolonización, en referencia al contencioso de Cataluña.

Bugallo explicó en declaraciones a Efe que abordó con el pontífice la situación en Cataluña y que el resumen de su conversación, mantenida el pasado lunes en el Vaticano, es que "fue muy claro al respecto".

"Es decir, que no reconoce la Santa Sede movimientos secesionistas o de autodeterminación que no sean resultantes de un proceso de descolonización", precisó el Embajador, que presentó al papa sus cartas credenciales precisamente este lunes, 2 de octubre.

Bugallo contó que tanto la reunión con el papa Francisco como, posteriormente, con el Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, "fueron dos entrevistas largas y extremadamente cordiales".

"Se habló de muchas cosas y en profundidad", resumió el Embajador español, quien recordó que el no reconocimiento por parte de la Santa Sede de movimientos secesionistas o de autodeterminación no resultantes de una descolonización es una "línea básica" de su política exterior.

Bugallo respondió con un "en absoluto" a la pregunta de si se planteó en algún momento de su entrevista la posibilidad de que el Vaticano cumpla un papel de mediador en la situación creada en España por el comportamiento de la Generalitat.

"Yo creo que el papa está bastante informado", dijo el Embajador a propósito del conocimiento que el pontífice tiene de la realidad española y de la situación de la Iglesia en España.

El nombramiento de Bugallo como embajador español ante la Santa Sede fue anunciado por el Gobierno el pasado 3 de julio.

Nacido el 21 de septiembre de 1954 en Madrid, licenciado en Derecho, ingresó en 1984 en la carrera diplomática y ha estado destinado en las representaciones diplomáticas españolas en Argelia, Hungría y Estados Unidos.

Fue subdirector general de América del Norte, consejero cultural en la Embajada de España en Japón y vocal asesor en el gabinete de la Presidencia del Gobierno.

En 2002 fue nombrado director general de Política Exterior para Asia, Pacífico y América del Norte y, posteriormente, representante permanente adjunto en la representación española ante las Naciones Unidas, en Ginebra.

Actualmente era embajador en Kiev (Ucrania).

Bugallo sustituyó en la Embajada ante la Santa Sede a Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga.