EFEBruselas

El Parlamento Europeo (PE) ha decidido llevar a la Comisión Europea (CE) ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por "falta de actuación" en la reciprocidad de visados entre la UE y EE.UU.

"En pocas palabras, EE.UU. no ha eliminado la obligación de visado de corta duración para los nacionales de búlgaros, croatas, chipriotas y rumanos, lo que ha desencadenado el mecanismo de reciprocidad del Reglamento 2018/1806", informó el director de Comunicación del PE, Jaume Duch, en su cuenta en Twitter.

En ese reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de noviembre de 2018, se establecen la lista de terceros países cuyos nacionales están sometidos a la obligación de visado para cruzar las fronteras exteriores y la lista de terceros países cuyos nacionales están exentos de esa obligación.

En octubre pasado, el PE pidió a la Comisión que defendiera los derechos de todos los ciudadanos de la UE por igual y que "adoptara la suspensión temporal de la exención comparable para los nacionales de EE.UU", explicó el director de Comunicación de la Eurocámara.

Como la Comisión "no definió su posición dentro del plazo legal establecido", el PE ha seguido la "recomendación" de sus servicios jurídicos y "remite ahora a la Comisión al TJUE para que se aplique íntegramente la legislación de la UE", concluyó Duch.

El 22 de octubre de 2020, los eurodiputados pidieron a la Comisión Europea que adoptase las medidas previstas en la legislación de la UE para garantizar la plena reciprocidad de visados entre la UE y los EE.UU.

Con 376 votos contra 269 y 43 abstenciones, la Cámara adoptó entonces una resolución instando a la Comisión a presentar un acto legal que suspenda la exención de visa para ciudadanos estadounidenses por doce meses, según lo establecido en el llamado mecanismo de reciprocidad.

Los ciudadanos búlgaros, croatas, chipriotas y rumanos todavía deben tener una visa para ingresar en los EE. UU., mientras que todos los demás ciudadanos de la UE están exentos de ese requisito para estancias cortas (hasta 90 días en cualquier período de 180 días), al igual que los nacionales de EE.UU. cuando visiten la Unión Europea.

"La discriminación que sufren los búlgaros, croatas, chipriotas y rumanos cuando viajan a Estados Unidos es inaceptable", dijo entonces el socialista Juan Fernando López Aguilar, presidente de la Comisión de Libertades Civiles y ponente de esta propuesta.

De acuerdo con la legislación de la UE, si un tercer país no levanta los requisitos de visado dentro de los 24 meses posteriores a la notificación formal de una situación de no reciprocidad, la Comisión de la UE debe adoptar un acto legal que suspenda la exención de visado para sus nacionales durante 12 meses.

La situación de no reciprocidad que afecta a Bulgaria, Croacia, Chipre y Rumanía se planteó formalmente el 12 de abril de 2014 (en ese momento, Polonia también se vio afectada, pero desde 2019 los ciudadanos polacos pueden viajar a Estados Unidos sin visado), por lo que el plazo para que la Comisión actuase expiró el 12 de abril de 2016.

El Parlamento ya había pedido a la Comisión que cumpliera las normas en una resolución plenaria adoptada en marzo de 2017.