EFEBruselas

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, señaló este jueves que espera que la Unión Europea no “deje de lado” las enseñanzas aprendidas durante la pandemia de Covid y apuntó a la necesidad de poner en marcha una “verdadera política sanitaria europea”.

“Ha sido un año dramático para todos y nos ha enseñado muchas lecciones. No sería prudente dejarlas de lado y volver a como eran las cosas antes. Ese es el principal mensaje político que he transmitido”, dijo Sassoli, en rueda de prensa durante la cumbre virtual que celebran los líderes europeos.

Sassoli, que intervino al inicio de la reunión, hizo balance ante los mandatarios de la UE del último año y puso de manifiesto la importancia de poner en marcha “algo que se convierta en una verdadera política sanitaria europea”.

“No basta con decir que ha habido deficiencias”, apuntó el socialista al señalar que es necesario crear políticas europeas para regular la movilidad dentro de la Unión Europea (UE).

“Hemos visto países que intentan regular las cosas por sí mismos”, añadió Sassoli, quien consideró importante “idear instrumentos para tener una política de movilidad justa y no discriminatoria”.

En esta línea, Sassoli apuntó al certificado de vacunación, tema que se trata hoy en la cumbre, como “uno de estos instrumentos” y apuntó que habrá que asegurar que esas herramientas sean “equivalentes para todos”.

"Espero que se apruebe para que podamos tener un instrumento político de la UE”, añadió.

Sobre las vacunas, Sassoli destacó que “necesitamos transparencia” porque “así es como se crea confianza en la población”.

También advirtió sobre la importancia de “tener capacidad industrial” para suministrar las vacunas porque, de lo contrario, no se podrá cumplir el objetivo de vacunar al 70 % de la población de aquí a finales de verano.

Sassoli hizo hincapié en la necesidad de avanzar unidos frente a este tipo de crisis.

“Es importante tomar nota de que (...) sin una UE con más competencias, nadie por separado podrá evitar este tipo de crisis”, dijo Sassoli, y añadió que la UE “tiene que estar a la altura del reto", que ha detectado "debilidades a la hora de comprar las vacunas", y que "la CE ha tenido que actuar con mucha rapidez".

También se mostró “en contra de los acuerdos bilaterales” entre las farmacéuticas y algunos Estados miembros: “Sería escandaloso que volviéramos a la ley del más fuerte”, agregó.

Asimismo, recordó que la cuestión de las vacunas también tiene una dimensión científica y celebró que la investigación “ha dado la talla, llegando a un resultado antes que la industria”.

En esta línea, manifestó que la UE necesita ser autosuficiente: “Hace un año, no teníamos mascarillas porque toda la producción se había trasladado a otras zonas del mundo a menor coste”, dijo Sassoli, quien recordó que eso "nos hizo darnos cuenta de que no debemos deslocalizar partes de nuestra industria” que son vitales.