EFETiflis

El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, propuso hoy una reforma constitucional en Armenia y elecciones parlamentarias anticipadas este año en un intento de aplacar las protestas que se han agudizado en los últimos días a raíz de la confrontación que mantiene con la cúpula del Ejército.

"En octubre queremos llevar a cabo un referéndum para aprobar una nueva Constitución o unas enmiendas que permitan pasar de una república parlamentaria a una semipresidencial", dijo Pashinián durante un mitin multitudinario en la Plaza de la República de Ereván.

La promesa del líder armenio se produce después de que hoy decenas de opositores irrumpieran en dos edificios gubernamentales en Ereván para demostrar que "no hay puertas cerradas" para ellos.

ELECCIONES ANTICIPADAS

Pashinián aseguró hoy también que las autoridades están preparadas para convocar elecciones anticipadas si la oposición parlamentaria acepta sus condiciones.

"Si aceptan nuestra propuesta, la que les hicimos a finales de diciembre-principios de enero, estamos dispuestos a (convocar) comicios parlamentarios anticipados. Les doy una segunda oportunidad. Tengamos elecciones y veamos a quién elige el pueblo", manifestó Pashinian ante miles de partidarios.

El jefe del Gobierno armenio agregó que si los dos partidos opositores representados en el Parlamento aceptan su propuesta, las elecciones podrían celebrarse "este año".

El líder de "Armenia Próspera", uno de los partidos opositores en el Parlamento armenio, Edmond Marukián, aseguró hoy que su formación estaba preparada para "compromisos" si Pashinián accede a disolver el Legislativo y convoca nuevas elecciones.

"Nosotros estamos listos para compromisos. La pregunta es si está listo él (Pashinián) también. ¿O es que solo hace compromisos con Azerbaiyán?", dijo Marukyan en una rueda de prensa en el Parlamento, en alusión al acuerdo de alto el fuego firmado por el primer ministro armenio en noviembre pasado con Bakú que puso fin a la guerra de 44 días en Nagorno Karabaj.

En virtud del pacto facilitado por Rusia, Armenia perdió el 70 % de los territorios que controlaba desde la guerra de 1992-1994 con Azerbaiyán en la disputada región, de mayoría de población armenia pero enclavada en territorio azerbaiyano.

DESTITUCIÓN DEL JEFE DEL EJÉRCITO

Con todo, el primer ministro armenio insistió hoy en la necesidad de destituir al jefe del Ejército armenio, Onik Gasparián, cuyo relavo ya fue rechazado el sábado por el presidente del país, Armén Sarkisián, que debía firmarlo.

"El presidente debe tomar una decisión sobre Gasparián. Confío en que Armén Sarkisián, como el político experimentado que es, tomará una decisión que responda a los intereses de pueblo, el Estado y la estabilidad del país", dijo Pashinián al volver a presentar al presidente el decreto de destitución del mando militar.

El primer ministro armenio también presidió hoy una reunión del Consejo de Seguridad de Armenia que instó a satisfacer su solicitud sobre el relevo de Gasparián.

El choque entre Pashinián y Sarkisián por el futuro del jefe del Estado Mayor va en aumento, pero los dos aún así se reunieron este lunes para abordar la crisis.

PROTESTA DE LA OPOSICIÓN

A dos kilómetros de la manifestación progubernamental en Ereván se celebró también una protesta opositora, en la que miles de personas volvieron a exigir la renuncia de Pashinián y un cambio urgente de Gobierno que perdió la guerra en el Karabaj.

"El pueblo está al lado del Ejército", decían los opositores reunidos en la avenida Bagramián, quienes acusaron al primer ministro, llegado al poder en 2018, de "prometer vida y traer muerte".

"Ha llegado el tiempo de salvar nuestra Patria que está al borde de un abismo", dijo uno de los líderes de la oposición a los congregados, que respondieron al grito "Armenia sin Nikol".

EL "MALENTENDIDO" DE LOS MISILES ISKANDER

La crisis armenia que estalló tras la derrota en la guerra por Nagorno Karabaj, entró la semana pasada en una nueva fase después de que Pashinián criticara abiertamente las supuestas deficiencias de los misiles de fabricación rusa Iskander durante el conflicto armado.

Después de que el primer ministro cesara al vicejefe del Estado Mayor, Tigrán Jachatrián, por poner en duda sus palabras, más de 40 militares de alto rango exigieron su dimisión.

Al mismo tiempo, los militares armenios no fueron los únicos en cuestionar la polémica declaración de Pashinián, ya que tanto Rusia, como Azerbaiyán afirmaron que no tienen información acerca del uso de los misiles Iskander en la guerra de Nagorno Karabaj.

Este lunes, la oficina del primer ministro aseguró que este hizo ese comentario por haber sido "mal informado".

"No cabe ninguna duda de que las armas rusas están entre las mejores del mundo y Armenia continuará su estrecha colaboración en el ámbito militar con Rusia", afirmó el Ejecutivo armenio.

Misha Vignanski