EFESeúl

El primer ministro surcoreano, Chung Sye-kyun, partió este domingo hacia Irán para mantener conversaciones con las autoridades de aquel país en un momento de tensión bilateral por la congelación de activos de Teherán en el país asiático.

Durante su viaje de tres días, que marcará la primera visita de un primer ministro surcoreano a la república islámica en 44 años, se espera que ambos países aborden la forma de mejorar su relación.

Está previsto que a su llegada a Irán, Chung se reúna con el vicepresidente Eshaq Jahangiri y posteriormente con el presidente del parlamento, Mohammad Bagher Ghalibaf, y con Ali Larijani, el principal asesor del líder supremo iraní, Alí Jameneí, según detalles recogidos por la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

También se está organizando una reunión con el presidente iraní, Hassan Rouhani.

Además, está previsto que el primer ministro Chung se reúna con líderes empresariales de conglomerados surcoreanos con operaciones en Irán, como Samsung, LG y SK Networks.

La visita de Chung a Irán se produce dos días después de que el gobierno de aquel país liberara el petrolero surcoreano MT Hankuk Chemi, que la Armada de los Guardianes de la Revolución retenía desde el pasado 2 de enero en aguas del golfo Pérsico por un supuesto delito de contaminación ambiental.

Aunque Teherán ha negado que la confiscación fuera un secuestro o un caso político, se han planteado dudas por el hecho de que hay activos iraníes que ascienden a entre 7.000 y 9.000 millones de dólares bloqueados en bancos de Corea del Sur en virtud de sanciones estadounidenses por el programa nuclear iraní.

Los fondos están congelados desde que Estados Unidos, durante el Gobierno del expresidente Donald Trump, volviera a imponer sanciones a Irán en 2018, después de que Washington se retirase unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015.

Pese a que el nuevo Gobierno de Joe Biden ha apuntado a un giro en su estrategia con el régimen iraní, Washington dijo recientemente que Irán, que ha pedido el fin de las sanciones antes de retornar al acuerdo nuclear de 2015, no recibirá ese "alivio" hasta que no vuelva a cumplir con sus compromisos recogidos en dicho tratado.

La liberación del MT Hankuk Chemi hace pensar que Seúl podría haber logrado finalmente un acuerdo con Washington para desbloquear los mencionados fondos o parte de los mismos.