EFEBudapest

El nuevo Gobierno de Hungría, el tercero consecutivo del controvertido primer ministro conservador nacionalista Viktor Orbán, prestó hoy juramento en el Parlamento, con 14 miembros, entre ellos una única mujer.

En el caso de los ministros de importancia solo hubo cambio al frente de Defensa, cuyo ministro es desde hoy el coronel general Tibor Benkö, mientras que en Exteriores, Interior y Finanzas permanecen los mismos.

"La tarea del Gobierno es proteger el pensamiento que surge del cristianismo, por lo que hay que defender los fundamentos cristianos y hacer funcionar, por ejemplo, la enseñanza en este espíritu", aseguró Orbán al presentar a sus ministros ante el Parlamento.

"Nuestro Gobierno cuenta con un horizonte europeo. Servimos a la nación, pero nuestro lugar está en Europa", agregó el primer ministro, un vehemente defensor del Estado nacional y que está enfrentado a la Comisión Europea.

La única mujer del Ejecutivo es Andrea Bártfai-Mager, que será responsable por gestionar el patrimonio nacional, como ministra sin cartera.

En el Gobierno anterior de Orbán no había ninguna mujer.

Pese a que los gremios docentes y médicos lo había exigido en los últimos años, en el nuevo gabinete no habrá ni ministerio de Educación ni de Salud, que contarán solo con un respectivo secretario de Estado dentro del Ministerio de Recursos Humanos.

El Gobierno contará con 13 ministros, además del primer ministro y por el momento se desconoce el número de secretarios de Estado.

El partido de Orbán, el conservador Fidesz, ganó las elecciones legislativas del 8 de abril consiguiendo el apoyo del 49 % de los votos emitidos, lo que se tradujo en el Parlamento en una mayoría de dos tercios de los escaños.