EFEBucarest

El opositor Partido Nacional Liberal (PNL), la actual marca de los populares europeos en Rumanía, ha ganado hoy las elecciones europeas al obtener el 28 % de los votos, según datos oficiales con el 70 por ciento de los colegios electorales escrutados.

De esta forma, el PNL sube 13 puntos porcentuales respecto a los resultados que consiguió en las europeas de 2014, mientras que el gobernante Partido Social Demócrata (PSD) pierde 11 puntos y cae al 25 %.

La participación fue del 50,8 %, 18 puntos más que en 2014 y la más alta registrada nunca en unas europeas desde el ingreso del país a la UE en 2007.

Por detrás del PSD y el PNL se sitúa la formación proeuropea USR PLUS, que a estas alturas del recuento ha obtenido un 17,4 % en su primera participación en unas elecciones europeas.

Esta formación ha anunciado hoy que se integrará en la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE).

Los socios liberales del PSD en el Gobierno no han conseguido representación en el Parlamento Europeo.

Estos resultados suponen así una contundente derrota del Gobierno que forman socialdemócratas y liberales.

El presidente del país, el conservador Klaus Iohannis, que apoya al PNL, se ha felicitado por los resultados y ha pedido la salida del PSD del Gobierno, al considerarlo "fracasado" y "un accidente en la democracia rumana que debe desaparecer".

Los sondeos a pie de urna no incluyen el voto de los numerosos rumanos en el extranjero, tradicionalmente hostil al PSD.

El tema protagonista de la campaña había sido las reformas del sistema de justicia impulsadas por el PSD, que ha sido acusado por la oposición, la Comisión Europea y los propios socialistas europeos, de dinamitar los avances en la lucha contra la corrupción.

Paralelamente a las elecciones europeas, se ha celebrado un referéndum convocado por Iohannis contra esas medidas, sobre el que aún no se han publicado resultados.