EFEAnkara

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, insistió este jueves en que su partido, el islamista AKP, llevará "hasta el final" la impugnación de la victoria de la oposición socialdemócrata en las municipales de Estambul, aunque asumió también de que es hora de cerrar este debate.

"Una vez que la YSK (Comisión Electoral) ponga punto final a todo, este asunto habrá terminado para nosotros. A partir de ahí seguiremos adelante en nuestro camino", dijo Erdogan en un discurso ante representantes sindicales, transmitido por la cadena NTV.

La YSK declaró ayer a Ekrem Imamoglu, candidato del socialdemócrata CHP, como nuevo alcalde de Estambul, al determinar que se impuso por 13.700 votos, sólo 0,16 puntos, a su rival del AKP, que gobernaba hasta ahora en la principal ciudad turca.

Imamoglu tomó ayer mismo posesión del cargo, pese a que la YSK aún debe resolver la solicitud de impugnación y de repetición de las elecciones formulada por el AKP.

"Los debates que hemos vivido en la época electoral se han acabado; todo el mundo debe volver ahora a la vida diaria", señaló hoy Erdogan, en un aparente reconocimiento de la derrota de su partido.

Además de Estambul, donde formaciones islamistas llevaban gobernando desde que el propio Erdogan ganó la alcaldía en 1994, el AKP ha perdido en estos comicios el control de Ankara, la capital, y varias ciudades importantes más.