EFEWashington

Thomas Barrack, un exasesor del expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) que fue detenido por haber actuado como supuesto agente extranjero de Emiratos Árabes Unidos (EAU), llegó a un acuerdo este viernes para el pago de una fianza de 250 millones de dólares a cambio de su liberación y a la espera de juicio.

Barrack, contra quien el Departamento de Justicia anunció cargos federales el pasado martes tras ser detenido en Los Ángeles (California), recuperará su libertad por orden de una jueza federal de esa ciudad, informaron las cadenas CBNC y CNN.

A cambio, la decisión exige que la fianza esté garantizada por 5 millones de dólares en efectivo, otros 21,23 millones en valores y la casa de Barrack en California, detalló la CNBC.

Según esta misma fuente, la jueza Patricia Donahue ordenó que el inversor multimillonario entregue su pasaporte, utilice un brazalete electrónico para rastrear su ubicación y se someta a un toque de queda.

Tampoco podrá transferir fondos al extranjero o movilizar más de 50.000 dólares, salvo para el pago de los honorarios de sus abogados.

Sus desplazamientos quedaron limitados a algunas zonas de California y la ciudad de Nueva York.

El exasesor deberá comparecer el próximo lunes ante un tribunal federal en Brooklyn (Nueva York), informó la CNN.

Barrack, amigo de Trump durante décadas, fue uno de los que cooperó con la campaña electoral del líder republicano en 2016 y presidió la organización encargada de su investidura en 2017.

El Departamento de Justicia informó el martes que Barrack enfrenta cargos federales en una corte de Nueva York por sus "intentos ilegales de impulsar los intereses de EAU en Estados Unidos".

De acuerdo con la acusación, el inversor, de 74 años, "influyó en las posturas políticas" de Trump cuando era candidato presidencial en 2016, y también cuando llegó a la Casa Blanca, para que se ajustaran a los intereses de ese emirato del golfo Pérsico.

Junto a otros tres acusados, Barrack trabajó para "impulsar los intereses (del emirato) y proporcionar inteligencia a EAU, sin notificar al fiscal general de Estados Unidos de que estaba siguiendo instrucciones de altos cargos" de ese país árabe, explicó el Departamento de Justicia.

Las autoridades federales imputaron igualmente a sus dos presuntos ayudantes en la trama: Matthew Grimes, de 27 años -que también fue arrestado el martes- y un ciudadano emiratí de 43 años, Rashid Sultan Rashid Al Malik Alshahhi, que sigue libre.

Grimes recibió otra orden de liberación este viernes que incluye el pago de una fianza de cinco millones de dólares.

Barrack, quien también está imputado por "obstrucción de la justicia" y por hacer declaraciones falsas durante una entrevista en junio de 2019 con agentes del FBI, es uno de los múltiples exasesores de Trump que han enfrentado cargos federales.