EFEParís

El Gobierno francés informó este miércoles de que facilitará el acceso al gran público de documentos sobre los años que antecedieron y desembocaron en el genocidio en Ruanda, del que se cumplen 27 años y en el que fueron asesinadas 800.000 personas.

Según publicó este miércoles en el Diario Oficial, el Ejecutivo explicó que abrirá al público telegramas, notas confidenciales y otros documentos hasta ahora guardadas en los Archivos Nacionales de Francia sobre la situación de Ruanda entre 1990 y 1994.

Esos documentos también cubren los relativos al entonces presidente francés, François Mitterrand, y a su primer ministro del momento, Edouard Balladur.

Esta decisión coincide con la publicación de un reciente informe que exculpa del "genocidio" cometido en Ruanda a la Francia del socialista Mitterrand, pero que constata fallos "abrumadores" en la política exterior francesa al respecto.

En las casi mil páginas del informe encargado por la Presidencia francesa, se constatan una serie de graves fallos, carencias y falta de previsión por parte del Gobierno francés de la época, incapaz de percibir los preparativos evidentes de lo que se estaba fraguando en Ruanda.

Desde 1994, Ruanda - antigua colonia belga - ha acusado repetidamente a Francia de complicidad en el genocidio, alegando que proporcionó entrenamiento, armamento o experiencia técnica a las milicias hutu Interahamwe que perpetraron el genocidio que acabó con la vida -en muchos casos a sangre fría y machetazos- de 800.000 personas de la etnia tutsi y de algunos hutus moderados.

En su afán de curar heridas sobre el pasado colonial del país, el presidente francés, Emmanuel Macron, ordenó en marzo desclasificar documentos del Ministerio de Defensa hasta 1971, en los que se incluyen los tumultuosos periodos de la descolonización francesa en África, como la guerra de Argelia (1954-1962).