EFEParís

El Gobierno francés lamenta la decisión del Gobierno británico de imponer una cuarentena de 14 días, a partir de este sábado, a los viajeros procedentes de Francia y Holanda ante el temor por el incremento de casos de la COVID-19 en ambos países, y asegura que tomará "medidas recíprocas".

"Una decisión británica que lamentamos y que implicará una medida de reciprocidad, esperando una vuelta a la normalidad cuanto antes", dijo en Twitter el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune, después de que el Reino Unido anunciara anoche ese paso.

El secretario de Estado de Transportes, Jean-Baptiste Djebbari, añadió en esa red social que habrá reciprocidad "en materia de transporte" y que ha trasladado a su homólogo británico, Grant Shapps, la voluntad de "armonizar los protocolos sanitarios para garantizar un alto nivel de protección a ambos lados de la Mancha".

Ni Beaune ni Djebbari precisaron el dispositivo francés en respuesta al británico.

Antes de conocerse la decisión del Ejecutivo británico, su primer ministro, Boris Johnson, señaló que su país sería "implacable" a la hora de tomar medidas, incluso con sus "amigos y socios más cercanos y queridos".

Francia, el principal país de destino turístico para los británicos, anotó esta semana sus cifras más altas de contagios desde el mes de mayo.

La Dirección General de Sanidad (DGS) indicó este jueves que en las últimas 24 horas se registraron 2.699 contagios, además de 18 muertes solo en los hospitales que elevan el total de fallecimientos a los 30.338 desde el comienzo de la epidemia.