EFEAtenas

El Gobierno griego ha impuesto a partir de este viernes el toque de queda nocturno en las turísticas islas de Zante, en el mar Jónico, y en el oeste de Creta, en la provincia de La Canea, una de sus zonas más visitadas, ante el alarmante aumento de los casos de coronavirus en los últimos días.

Algo más de una semana después de levantar esta restricción en la isla de Miconos, el viceministro de Protección Ciudadana, Nikos Jaradaliás, anunció hoy en un comunicado que por lo menos durante una semana, coincidiendo con la temporada alta turística, estará prohibido circular en estas áreas entre la una y las seis de la madrugada.

Tan solo quedan exceptuados de esta prohibición los desplazamientos por motivos laborales o de salud.

Además, queda prohibido poner música en lugares públicos durante las 24 horas del día.

El Gobierno ha tomado esta decisión a recomendación de los expertos en salud pública, tras registrarse un aumento de los contagios semanales del 69 % en Zante y del 54 % en La Canea.

El toque de queda estuvo impuesto en toda Grecia durante medio año hasta ser levantado el pasado 28 de junio, con la única excepción de Miconos, donde entró en vigor para hacer frente al empeoramiento de la situación epidemiológica entre el 17 y el 26 de julio.

Jardaliás recordó además que en todo el país están prohibidas las reuniones privadas con más de una veintena de asistentes y apuntó que preocupa también el avance de la situación epidemiológica en las islas de Rodas e Íos.

La multa administrativa en caso de infracción oscila entre los 50.000 y los 200.000 euros para el arrendatario o propietario del local privado, no profesional, en el que se haya celebrado una fiesta.

Grecia superó este miércoles los 13.000 fallecidos por covid tras registrar 16 fallecimientos y 2.856 nuevos contagios en dicha jornada.

Desde que comenzó la pandemia en Grecia se han producido 503.885 casos de coronavirus.

Hasta ayer 10.676.924 vacunaciones han sido realizadas en Grecia. Alrededor del 57 % de la población griega ha sido inoculada con una dosis, mientras que algo más del 52 % ha recibido la pauta completa.