EFEBerlín

Las negociaciones para formar una coalición de gobierno en Alemania con los Verdes y el Partido Liberal (FDP), liderada por el Partido Socialdemócrata (SPD), entran hoy en detalle con el inicio de las conversaciones entre los 22 grupos de trabajo.

Cada grupo está formado por entre cuatro y seis representantes de cada uno de los partidos implicados en las negociaciones, lo que supone alrededor de 300 personas entre socialdemócratas, verdes y liberales.

El plan es que las conversaciones concluyan el próximo 10 de noviembre, tras lo cual cada grupo de trabajo presentará documentos de posición sobre los diferentes temas debatidos.

El principal equipo negociador, formado entre otros por los candidatos en los comicios de septiembre y los presidentes de los partidos, deberá resolver entonces las cuestiones abiertas con el objetivo de poder contar para finales de noviembre con un acuerdo de coalición.

Éste deberá ser aprobado todavía de manera interna por cada partido.

La aspiración es convertir en canciller a Olaf Scholz, candidato en las generales del pasado 26 de septiembre por los socialdemócratas, en torno a la festividad prenavideña de San Nicolás el 6 de diciembre.

Las negociaciones formales para la formación de una coalición de gobierno comenzaron el pasado jueves con una reunión en la que participaron seis representantes por cada partido, así como los líderes de los grupos de trabajo.

Previamente, ya habían tenido lugar conversaciones tanto a nivel bilateral -entre verdes y liberales- para sondear si realmente hay una posibilidad de acercar posturas, como de estas formaciones por separado con socialdemócratas y con cristianodemócratas, así como reuniones de a tres.

El nuevo Parlamento (Bundestag) celebró ayer su sesión constitutiva, tras lo cual, a petición del presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, la canciller alemana, Angela Merkel, y los miembros de su gobierno, entre ellos Scholz como vicecanciller y ministro de Finanzas, pasaron a ejercer sus cargos en funciones.