EFERafah (Gaza)

Tras una década de control de la Franja de Gaza y sus fronteras, el movimiento islamista Hamás devolvió el control financiero y aduanero de los puestos fronterizos del enclave a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en un nuevo avance hacia la unidad, y en un paso atrás del grupo.

"Hoy es el primer paso, que es entregar el control financiero y la recaudación al gobierno de consenso", dijo a Efe Hisham Odwan, portavoz de la Corporación de Fronteras de Hamás.

"Esto es una preparación para el traspaso oficial de los puestos fronterizos, que se formalizará mañana", añadió.

La entrega se escenificó esta mañana en el cruce con Egipto de Rafah, ante la presencia de una delegación de altos cargos de seguridad egipcios, que supervisan la transferencia de poder desde que su país medió en el acuerdo de reconciliación política firmado el 12 de octubre en El Cairo entre Hamás y el nacionalista Al Fatah, al frente de la ANP y que encabeza el presidente Mahmud Abás.

Así, todas las cuestiones económicas de las fronteras y en concreto la recaudación de impuestos de aduanas, hasta ahora un pulmón financiero para el movimiento islamista, pasan hoy a estar en manos de Ramala (sede administrativa de la ANP).

El Banco de Palestina y el Ministerio de Finanzas recibieron oficialmente el control de los centros de recaudación en las salas de llegada y salida de las fronteras, en sustitución del Banco de Producción, controlado por Hamás.

"La delegación del Banco de Palestina llegó al cruce de Rafah para tomar posesión de sus oficinas en al frontera. El coste de cruzar es de 75 shéqueles (unos 22 dólares) por persona que a partir de ahora irá al Tesoro del gobierno de consenso", añadió Odwan.

El jefe de la Corporación de Fronteras de Hamás, Nazmi Muhana, se trasladó a primera hora de la tarde al mismo cruce, donde mañana supervisará el traspaso del control administrativo, anunció su oficina en un comunicado.

El viceprimer ministro palestino, Zeyad Abu Amro, el jefe del Tesoro palestino, Azam Shawa, y un representante de la seguridad egipcia encabezarán la finalización mañana de la cesión de poder a la ANP.

"Estamos preparados para entregar todo el control de los cruces al gobierno de consenso. Nosotros daremos ese paso y la ANP tiene que cumplir con los pasos de reconciliación, de acuerdo a lo firmado", señaló Odwan.

Husein al Sheij, ministro de Asuntos Civiles del gobierno palestino, señaló que el Ejecutivo "está totalmente preparado para tomar el control y garantizar que los puestos fronterizos estén en funcionamiento totalmente en dos semanas".

"El 15 de noviembre anunciaremos que el cruce de Rafah está totalmente operativo como lo estaba antes de 2007, en coordinación con la parte egipcia", señaló.

Hamás mantendrá, por el momento y hasta una fecha aún no fijada, el dominio de la seguridad, tanto en las fronteras como en el resto de la Franja.

"El control de la seguridad, con el despliegue de unos 300 oficiales de seguridad de la ANP en las fronteras no tendrá lugar ni hoy ni mañana", dijo hoy a Efe un oficial del cruce de Rafah que pidió anonimato.

"No hay diferencias entre las partes en relación a este asunto, pero tienen que organizarlo en el marco de la solución de la cuestión de los funcionarios públicos. Hay que decidir quién se va a jubilar, quien va a ser transferido a otro ministerio o corporación pública y quién va a ser nombrado. Todavía se necesita solucionar esto", añadió.

La seguridad, confirmó quedará "eventualmente en manos de la ANP, pero está todavía en camino. Además, también queremos escuchar de los egipcios, si van a mantener Rafah abierto en su lado permanentemente o si seguirá cerrado" como hasta ahora.

Si bien se espera que El Cairo abra la frontera, también es posible que por el momento siga manteniendo el cierre, aduciendo la situación de seguridad en el Sinaí, donde actúan grupos simpatizantes con el Estado Islámico (EI).

El traspaso que se ejecuta entre hoy y mañana afecta a los cinco puestos fronterizos: el de Rafah, en el sur, y los cuatro que hay en el este y el norte, Erez, Nahal Oz, Sofah y Kerem Shalom, sobre la divisoria con Israel, que mantiene un férreo bloqueo sobre la Franja y limita las entradas y salidas de personas y productos.

Saud Abu Ramadán