EFEWashington

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton se anotó hoy otra victoria en las primarias del Partido Demócrata en el noreste de EE.UU. al conquistar el estado de Pensilvania, según las proyecciones de los principales medios estadounidenses.

Pensilvania es, con 189, el estado que reparte más delegados en la noche de hoy, por lo que se había convertido en el gran premio de esta noche de supermartes, en el que también se alzó con la victoria en Maryland y Delaware, cuando aún falta por conocerse los resultados de las votaciones de Rhode Island y Connecticut.

Se trata de una victoria muy importante para Clinton, ya que su rival, Bernie Sanders, había dedicado mucho tiempo a hacer campaña en Pensilvania, que cuenta con la quinta mayor ciudad de EE.UU. en población, Filadelfia.

Como ha venido ocurriendo a lo largo del período electoral, la ex secretaria de Estado ganó el voto de la población negra, muy presente en Filadelfia, mientras que Sanders cosechó sus mejores resultados entre la población mayoritariamente blanca y rural del centro del estado.

En los cinco estados que votan en este nuevo supermartes están en juego 384 delegados para la convención demócrata y otros 118 para la republicana.

Clinton necesita 2.383 delegados para hacerse con la nominación demócrata y hasta ahora cuenta con 1.492, frente a los 1.219 de Sanders, cifras que no incluyen a los "superdelegados", funcionarios electos del partido que también pueden votar en la convención y que podrían cambiar su preferencia si lo desean.