EFEBagdad

Más de 15 cohetes de tipo Katyusha cayeron este miércoles sin causar víctimas en el interior de la base militar de Taji, a unos 30 kilómetros al norte de Bagdad y donde están desplegadas las tropas internacionales, informaron diversas fuentes.

El portavoz de la coalición internacional de lucha contra el Estado Islámico (EI), coronel Myles B. Caggins III, indicó en su cuenta de Twitter que más de 15 proyectiles "pequeños" impactaron en la base militar sobre las 19.35, hora local (16.35 GMT) y precisó que se está investigando lo ocurrido.

La fuente confirmó que en Taji están desplegadas tropas de la alianza, sin precisar de qué países.

Por su parte, la Célula de Información de Seguridad de Irak confirmó en la misma red social que los impactos no causaron daños ni víctimas y detalló que se han incautado de un vehículo cargado con un lanzacohetes en una zona cercana a la base, al otro lado del río Tigris.

El departamento agregó que en el lugar se hallaron tres proyectiles que habían quedado cargados en el lanzacohetes y difundió fotografías en las que se puede ver una camioneta blanca con la maquinaria colocada en la parte trasera.

Como suele ocurrir con este tipo de acciones, ningún grupo ha reclamado por el momento su autoría.

Tras la escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán en la región a principios de año, los ataques con cohetes contra la Zona Verde de la capital y bases militares con presencia estadounidense se sucedieron casi a diario, pero en las últimas semanas habían remitido.

La tensión se elevó en Irak el pasado 3 de enero, cuando el general iraní Qasem Soleimaní y otros altos mandos de milicias iraquíes murieron en un bombardeo de Estados Unidos en Bagdad, a lo que Teherán respondió con el lanzamiento de misiles contra dos bases en las que estaban destacadas fuerzas norteamericanas.