EFETeherán

Irán advirtió este domingo de que dará "una respuesta adecuada" si la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) adopta en su próxima reunión una resolución en su contra.

"En caso de que la Junta de Gobernadores del OIEA adopte una resolución contra Irán debido a la suspensión del Protocolo Adicional, daremos una respuesta adecuada", dijo el jefe de la Agencia de Energía Atómica de Irán, Alí Akbar Salehí.

Salehí apuntó en declaraciones a los medios oficiales iraníes que han enviado a la agencia atómica de la ONU una carta sobre esa posible reacción, que no detalló pero podría tener como blanco un reciente acuerdo temporal de verificación.

La Junta de Gobernadores del OIEA celebrará su reunión ordinaria de marzo virtualmente el lunes para tratar el contencioso nuclear con Irán, y EE.UU. quiere una resolución de condena contra las medidas adoptadas por Teherán.

Irán detuvo el pasado martes la aplicación voluntaria del Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP), que permite acceso sin previo aviso a los inspectores de la agencia atómica de la ONU a cualquier instalación nuclear, civil o militar, del país.

Los efectos de esta medida se vieron, no obstante, mitigados por el citado acuerdo técnico temporal, alcanzado entre Irán y el OIEA dos días antes para garantizar la verificación necesaria durante tres meses.

Refiriéndose a este arreglo, Salehí indicó que su anexo técnico es "confidencial" debido a "la necesidad de ocultar la ubicación de instalaciones clave en Irán".

El acuerdo estipula que seguirán funcionando las cámaras que registran información en las sitios nucleares durante tres meses pero que las imágenes solo se entregarán al OIEA si en ese plazo EE.UU. levanta sus sanciones.

Irán ha dejado de cumplir con la mayoría de sus compromisos nucleares en respuesta a las sanciones impuestas por EE.UU. en 2018 tras retirarse de modo unilateral del acuerdo nuclear de 2015, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés.

El JCPOA, firmado también por Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, limita el programa nuclear iraní a cambio del alivio de las sanciones internacionales, por lo que el abandono de Washington lo dejó muy debilitado.

La nueva Administración estadounidense de Joe Biden ha expresado su voluntad de regresar al pacto pero exige a Irán volver a cumplir primero con sus obligaciones, mientras que Teherán pone como condición que se eliminen las sanciones.

El OIEA confirmó en su último informe, publicado esta semana, que Irán dispone actualmente de diez veces más de uranio de lo permitido, una pequeña parte de una pureza del 20 %, y que ha aumentado el uso de centrifugadoras avanzadas, prohibidas en JCPOA.