EFEJerusalén

Israel designó a la organización Samidoun, que se autodefine como una red internacional de apoyo a presos palestinos, como un grupo terrorista, informó este domingo el Ministerio de Defensa, al que acusa de tener vínculos con el Frente Popular para la Liberación Palestina (FPLP).

"Como parte de la campaña contra la organización terrorista Frente Popular para la Liberación de Palestina y su infraestructura global, el Ministro de Defensa (Benny) Gantz firmó una orden que designa a la organización Samidoun, que actúa en el extranjero en nombre del PFLP, como organización terrorista", señaló el ministerio de un comunicado.

Esta decisión se suma a una serie de medidas similares previas, también contra organizaciones a las que Israel acusa de estar ligadas al FPLP, al que, al igual que Estados Unidos, la Unión Europea y otros, considera un grupo terrorista.

Aunque Samidoun no hace mención a vínculos con el FPLP en ninguna de sus plataformas, el comunicado de Defensa argumentó que la organización forma parte del Frente y que uno de sus líderes, Jaled Barakat, es también un alto cargo del PFLP.

"Barakat está involucrado en el establecimiento de células militantes y en la motivación de actividades terroristas", agregó el ministerio, que mencionó que Samidoun "sirve como fachada para el FPLP en el extranjero".

Por otra parte, el comunicado denunció que la organización juega un papel importante en campañas de "propaganda" en contra de Israel del FPLP, además de "recaudar fondos y reclutar activistas", actividades que dijo "complementan la lucha terrorista violenta y armada de ese frente contra Israel".

A mediados de 2019 el Gobierno israelí ya se había pronunciado contra Samidoun y Barakat, específicamente rechazando su presentación frente al Parlamento Europeo, al que fue invitado por Manuel Pineda, eurodiputado español del partido Izquierda Unida.

Uno de los temas centrales de aquella presentación había sido lo que Barakat describió como "persecución" en su contra por parte de Gobiernos europeos, "empujados por el israelí", y "lo que ello supone para la libertad de expresión".