EFEJerusalén

Israel bombardeó hoy una batería antiaérea siria situada a 50 kilómetros de Damasco y de la que había salido un misil disparado contra aviones de la fuerza aérea militar israelí que sobrevolaban Líbano, señaló una fuente oficial militar.

"Esta mañana Israel inutilizó una batería antiaérea del régimen sirio que había atacado aviones de las Fuerzas de Defensa de Israel que estaban en vuelo de reconocimiento en cielo libanés", dijo el portavoz del Ejército teniente coronel Yonatán Conricus, en conversación con un pequeño grupo de periodistas, entre ellos Efe.

Según indicó, un misil del tipo SA-5 fue disparado desde una batería siria contra unos aparatos militares que volaban el sur del Líbano.

El proyectil sirio "falló su objetivo", aseguró el portavoz, pero a pesar de ello el Ejército israelí decidió bombardear la batería antiaérea "con cuatro bombas dejándola inservible".

Conricus aseguró que se trata de una batería del régimen sirio y abundó que en cualquier caso Israel considera al Gobierno de Bachar Al Asad responsable de cualquier ataque desde su territorio.

"No sabemos cuál es la lógica detrás de este incidente, tal vez darnos un mensaje, pero lo que sí sabemos es que no vamos a tolerar ningún ataque que ponga en peligro a civiles israelíes y actuaremos igual que hemos hecho hoy", advirtió.

El misil sirio fue disparado contra aviones del Ejército del Aire israelí que realizaban un "vuelo rutinario" de toma de fotografías sobre territorio libanés.

El Ejército ruso, aliado de Siria y activo en las hostilidades en ese país en guerra, fue notificado "en tiempo real", justo antes del ataque israelí sobre la batería, agregó el teniente general.

Conricus agregó que el Ejército seguirá en su tarea defensiva pero sin ninguna intención de "desestabilizar la situación con Siria, porque preservar la relativa estabilidad es un interés común".

Este incidente sucede pocas horas antes de que el ministro de Defensa ruso, Sergey Shoigu, se reúna en Israel con su homólogo, Avigdor Liberman y con el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Shoigu recibirá "un informe completo sobre el asunto", señaló el portavoz militar.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló tras el ataque israelí que este causó únicamente daños materiales y ninguna víctima.

El pasado 22 de septiembre, aviones israelíes dispararon contra almacenes de armas del grupo chií libanés Hizbulá -aliado del Gobierno sirio- cerca de Damasco y, tres días antes, efectuaron varios ataques cerca de la frontera entre Siria y el Líbano tras interceptar un avión no tripulado en la zona de los Altos del Golán bajo su control.