EFEJerusalén

El Ministerio de Defensa de Israel y la Agencia de Defensa de Misiles de Estados Unidos probaron con éxito el miércoles por la noche una interceptación de misiles con el sistema de defensa Arrow 2, que optimiza las funciones de este escudo antibalístico.

El sistema interceptó exitosamente su objetivo, "un misil tierra-tierra de largo alcance", informó hoy Defensa israelí en un comunicado.

La prueba, dirigida por el grupo estatal Industrias Aeroespaciales Israelíes (IAI) y hecha en el centro del país, "validó las capacidades actualizadas del sistema Arrow para enfrentarse a amenazas actuales y futuras", agregó.

Asimismo, "se activaron los diferentes estratos del mecanismo de defensa aérea israelí para garantizar su preparación y eficacia en escenarios operativos".

"Israel debe enfrentarse a desafíos cercanos y lejanos", sus equipos tecnológicos avanzados le garantizan estar "un paso por delante" de sus enemigos y "defender los cielos del país de cualquier amenaza", declaró el titular de Defensa, Benny Gantz.

El test conjunto es otra muestra de la cooperación militar del país con EE.UU., su principal aliado, con quien trabaja en varios proyectos de este ámbito y con el que ya realizó pruebas de esta índole en los últimos años.

En 2019, ambos países realizaron pruebas en Alaska de otro sistema antimisiles avanzado, el Arrow 3, que interceptó un objetivo exo-atmosférico.

Las Fuerzas Aéreas israelíes operan el Arrow 2, y su versión avanzada, Arrow 3, sistemas clave en su aparato de defensa aérea.