EFERoma

En Italia desde hoy y hasta el 24 de noviembre, los bares y restaurantes echarán el cierre a las 18.00 horas, así como los teatros, cines, gimnasios y piscinas, en un intento del Gobierno de frenar la curva de contagios para evitar un nuevo confinamiento y salvar el periodo navideño.

"Si todos respetamos estas nuevas normas en noviembre podremos controlar la curva de contagios y mirar a la Navidad con más serenidad", explicó este domingo el primer ministro, Giuseppe Conte, al explicar el nuevo decreto.

Conte ha convocado a los sindicatos para el miércoles y hoy ya está programado un Consejo de Ministros para estudiar medidas económicas para apoyar a las categorías dañadas por las nuevas reglas.

Varias manifestaciones de los empresarios que han tenido que cerrar sus actividades están programadas hoy en Milán y Turín.

El ministro de Economía, Roberto Gualtieri, anunció que se preparan ayudas superiores incluso a las que se dieron durante el primer confinamiento pues "se sabe que los últimos meses han sido meses difíciles".

Explicó que el Gobierno trabaja para que la indemnización "llegue lo antes posible" a las cerca 350.000 empresas afectadas.

Se prevé que se anule el pago de los impuestos en los próximos tres meses, también el próximo pago del impuesto de bienes inmuebles y se ampliarán los expedientes temporales de regulación de empleo.

Aunque se ha evitado el toque de queda nacional, que ya existe en regiones como Lacio, cuya capital es Roma, Campania, Sicilia, Calabria y Lombardia, se da la potestad a las regiones de cerrar aquellas áreas donde pueda haber aglomeraciones a partir de las 21.00.

Los restaurantes, bares, "pubs", heladerías y pastelerías podrán permanecer abiertos solo de 5.00 a 18.00 horas, pero se les permite abrir domingos y festivos. Por el momento, los restaurantes y bares podrán abrir con estos horarios los domingos y festivos.

Se permite solo cuatro personas por mesa si no son del mismo núcleo familiar y la entrega a domicilio hasta 24 horas.

También se prevé el cierre de gimnasios, piscinas y balnearios, así como centros culturales, centros sociales, centros recreativos y salas de bingo y casinos y parques de atracciones, mientras que quedan abiertos los parques y jardines de juegos para niños.

Asimismo cierran teatros, cines y salas de concierto, incluso al aire libre, y se prohibe todo tipo de organización de eventos y congresos presenciales.

Desde hoy se comenzará la reorganización de la educación a distancia para los alumnos de secundaria, mayores de 14 años, para aplicar como indica el decreto que el 75 % de los estudiantes permanezcan en casa.