EFETokio

Japón está tratando con la Unión Europea (UE) el desvio de un mayor volumen de sus importaciones de gas natural licuado (GNL) a Europa ante la posibilidad de que Rusia restrinja la exportación de este recurso, según explicaron fuentes del Ejecutivo nipón a la agencia Kyodo.

A petición de Bruselas, Tokio ha mostrado su voluntad de proveer más GNL a la UE a partir de abril siempre que pueda asegurarse el suministro suficiente para su consumo doméstico, según las fuentes señaladas.

Japón, uno de los mayores importadores de GNL del mundo, ya anunció a principios de febrero que proveería a Europa parte de sus adquisiciones de marzo, un volumen que se prevé que equivaldrá a varios cientos de toneladas.

Las conversaciones entre Tokio y Bruselas se producen ante el temor a que Rusia, origen de un 40 % de las importaciones del GNL de Europa, responda con cortes de suministro a las sanciones anunciadas por los Veintisiete tras la invasión militar ordenada por Moscú sobre Ucrania esta semana.