EFELondres

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró hoy que el Reino Unido seguirá adelante con la desescalada como estaba previsto a partir del lunes, pero alertó de que la variante india "podría causar una seria alteración" al avance del desconfinamiento y complicar el levantamiento total de restricciones, previsto para el próximo 21 de junio.

En una rueda de prensa, Johnson dijo que no hay pruebas de que las vacunas sean menos eficaces contra la nueva variante -que se está extendiendo con rapidez en algunas ciudades del norte de Inglaterra- y por lo tanto la campaña de vacunación se va a acelerar para administrar la segunda dosis cuanto antes a todos los mayores de 50 años.

"Hay algunas cosas importantes que desconocemos. Creemos que (la variante india) es más transmisible, pero no sabemos cuánto. Si solo lo es un poco, podremos seguir más o menos con los planes, pero si lo es mucho, nos enfrentamos a decisiones duras", señaló.

El Grupo de Asesores Científicos para Emergencias del Gobierno (SAGE, en inglés) publicó hoy el acta de su última reunión, celebrada ayer, jueves, en la que constataron que existe "una posibilidad realista" de que la variante india sea "hasta un 50 % más transmisible" que la de Kent, predominante por ahora en el Reino Unido.

"Si esta variante resulta tener una ventaja de entre un 40 % y un 50 % a nivel nacional" respecto a la de Kent, los modelos indican que la reapertura del interior de bares y restaurantes que ha ordenado Johnson a partir del lunes llevará a un "incremento sustancial de hospitalizaciones" en Inglaterra, "similar, o mayor, que en picos previos" de la pandemia, alertan los científicos.

El primer ministro, con todo, recordó que el país está "en mucho mejor posición que en Navidad", ya que casi el 70 % de los adultos ha recibido al menos una dosis de la vacuna, y tampoco se ha demostrado que la variante B.1.617.2 sea más resistente a la inmunización.

Por esa razón, siguiendo el consejo de las autoridades médicas, el plazo entre la primera y la segunda inyección en el caso de los mayores de 50 años y los vulnerables se va a reducir de las doce semanas actuales a ocho.

"No pienso que tengamos que retrasar la hoja de ruta y podremos pasar al nivel 3 (de la desescalada) desde el lunes. Pero esta nueva variante podría causar una seria alteración a nuestros progresos y complicar el paso al nivel 4 en junio", reconoció.

Los primeros datos apuntan a que la variante india se ha extendido sobre todo entre menores de 60 años. Sin embargo, como recordó el asesor médico del Gobierno, Chris Whitty, ahora habrá que ver si eso se debe a que los más jóvenes tienen más contacto social y son más proclives a contagiarse o si, por el contrario, eso demuestra la efectividad de la vacuna.

"La carrera ente nuestro programa de vacunación y el virus puede estar a punto de volverse mucho más apretada", dijo Johnson.

El primer ministro británico agregó que se van a desplegar todos los esfuerzos por frenar el avance de la nueva variante especialmente en las ciudades de Bolton y Blackburn (ambas cerca de Manchester, en el noreste de Inglaterra) y para ello se movilizará también a unidades militares.