EFEElmau (Alemania)

El primer ministro británico, Boris Johnson, señaló este martes que no cree que la guerra en Ucrania lleve a un conflicto más amplio en Europa y resaltó que los líderes mundiales hacen un esfuerzo para evitar eso.

"No creo que se llegue a eso. Claramente, estamos trabajando muy duro para limitar esto a Ucrania", señaló el político conservador a los medios británicos en el último día de la cumbre del G7 (las economías más desarrolladas) en Alemania.

Lo que ha hecho el presidente ruso, Vladímir Putin, es la "invasión de un país soberano independiente. Se trata de que Occidente y los amigos de Ucrania les den (a los ucranianos) el apoyo que necesitan para protegerse", agregó el jefe del Gobierno británico.

"La gente está sorprendida por lo que Putin es capaz de hacer", como el ataque del lunes a un centro comercial en el este de Ucrania, y "pueden ver que esta es una absoluta barbarie", agregó.

El primer ministro insistió en que la cumbre del G7 en Alemania ha demostrado un "poderoso sentido de unidad, resolución y propósito", así como "la absoluta determinación a seguir prestando ayuda, apoyo a los ucranianos".

Asimismo, consideró que el Reino Unido -cuyo gasto de defensa se sitúa en el 2,1 % del producto interior bruto (PIB)- tiene que responder a la forma en que las amenazas continúan cambiando.

"El año pasado, el Reino Unido fue el tercer país del mundo que más gastó en defensa. Estamos haciendo compromisos masivos", subrayó Johnson, antes de viajar a Madrid para participar en la cumbre de la OTAN, que en esta ocasión estará centrada en la crisis por la invasión rusa de Ucrania y el gasto de defensa.