EFEBucarest

Los partidos de centro y centro-derecha rumanos ganaron hoy las elecciones municipales al arrebatar la alcaldía de Bucarest a la regidora del antiguamente hegemónico Partido Social Demócrata (PSD), según los sondeos a pie de urna y las estimaciones de voto de los partidos.

"Es una victoria que muy pocos esperaban", declaró el primer ministro rumano, Ludovic Orban, del conservador PNL, en referencia a los sondeos que predecían un resultado muy ajustado en Bucarest.

El nuevo alcalde de Bucarest será el matemático Nicusor Dan, antiguo activista por el patrimonio arquitectónico de la capital, que contaba con el apoyo del PNL, en el Gobierno, y de la alianza centrista-liberal URS PLUS.

Dan derrotó a la actual alcaldesa del PSD, la expresentadora de televisión Gabriela Firea, que llevaba una legislatura al frente de la ciudad.

Según el sondeo a pie de urna citado por las principales canales de noticias rumanos, Nicusor Dan, que se presentaba como "candidato de la derecha unida", obtuvo el 47 % de los votos, frente a los 38 % cosechados por Firea.

"Les garantizo a los bucarestinos que vamos a empezar a transformar para bien la administración pública", declaró Nicusor Dan tras conocerse los sondeos a pie de urna que le daban vencedor.

La coalición formada en Bucarest por PNL y USR PLUS ha ganado también en cuatro de los seis sectores administrativos en que se divide la capital.

Además de Bucarest y la mayoría de sus sectores, el PSD ha perdido otra de las grandes ciudades donde gobernaba, Constanza.

En este puerto del Mar Negro los sondeos a pie de urna predicen un empate técnico entre PNL y USR PLUS -que concurren por separado en todas las ciudades del país excepto Bucarest- con el 29 % de los votos.

El actual alcalde, el socialdemócrata Decebal Fagadau, habría obtenido un 23 % de los sufragios y tendrá que dejar el cargo.

Otro vuelco significativo se ha dado en Timisoara, en el oeste de Rumanía, donde el alcalde Nicolae Robu, del PNL, ha reconocido su derrota ante su rival Dominic Fritz, candidato de USR PLUS.

"Comparando el número de votos, la diferencia es sorprendentemente grande", declaró Robu, que confesó que esperaba "un resultado ajustado" y que había mantenido el optimismo "hasta el último momento".

Fritz es de nacionalidad alemana y su victoria lo convierte en el primer extranjero en ser elegido alcalde de una ciudad rumana.

Cientos de personas se han concentrado en el centro de Timisoara para celebrar la victoria de Fritz.

Una de las pocas buenas noticias para el PSD es la victoria en la ciudad de Craiova, en el suroeste de Rumanía, donde la actual alcaldesa socialdemócrata, Lia Olguta Vasilescu, ha sido reelegida con holgura, siempre según los sondeos a pie de urna.

En la transilvana Cluj, otra de las grandes ciudades rumanas, no se han realizado sondeos. Sin embargo, el actual alcalde, el exprimer ministro Emil Boc, del PNL, será reelegido sin apuros si se confirman los pronósticos de las encuestas previas a la cita electoral.

Tampoco se han hecho encuestas a pie de urna en Iasi, en el noreste de Rumanía, donde el alcalde Mihai Chirica también era favorito indiscutible en la cita electoral del domingo.

Chirica se presentaba por el PNL, partido al que se afilió después de abandonar el PSD, con el que ganó las elecciones en 2016.

Si se confirman los resultados adelantados por los sondeos a pie de urna, la alianza USR PLUS, que fue fundada en 2016 y es el tercer partido en el Parlamento rumano después del opositor PSD y del gobernate PNL, es la gran triunfadora de los comicios del domingo.

Además de conquistar Bucarest junto con el PNL, este partido liberal-centrista integrado mayoritariamente por jóvenes profesionales y que pertenece al grupo Renew Europe! en el Parlamento Europeo, ha conseguido la alcaldía de Timisoara y ha dado la sorpresa disputándole al PNL la victoria en Constanza.

Los resultados oficiales empezarán a conocerse esta madrugada.

Marcel Gascón