EFEBruselas

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, mostró este martes su preocupación por la presencia de tropas rusas en las fronteras con Ucrania y en Crimea, "anexionada ilegalmente", y pidió a Rusia "dar un paso atrás".

Asimismo, Sassoli condenó el "deterioro de la salud" del opositor Alexei Navalni, preso desde el pasado mes de febrero, durante su intervención en la novena edición de la Asamblea Parlamentaria Euronest, que reúne a parlamentos de países del Este de Europa.

La Unión Europea (UE) descartó ayer sancionar nuevamente a Rusia tras el despliegue de tropas, que el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, cifró en 150.000 soldados.

"En los últimos días se ha constatado una preocupante presencia de tropas rusas en las fronteras con Ucrania y en la ilegalmente anexionada Crimea. Rusia debería dar un paso atrás", dijo Sassoli en el foro.

El país dirigido por Vladímir Putin, apuntó, debería "promover la estabilidad y no el conflicto", así como "cesar las provocaciones" y "respetar los principios y compromisos internacionales".

También se sumó a la acusación el presidente del Parlamento ucraniano, Dmytro Razumkov, que culpó a las autoridades rusas de seguir "aumentando sus actividades militares" alrededor de las fronteras ucranianas.

"La flagrante violación del derecho internacional y de la integridad territorial de uno de los países asociados motivará aún más al país agresor a crear problemas de seguridad en el territorio de los países de la UE y de otros países del mundo", afirmó Razumkov en su turno.

PANDEMIA Y CONFLICTOS ABIERTOS

El dirigente italiano agregó que este ha sido un "año difícil" para los países de la Asociación Oriental (Ucrania, Moldavia, Armenia, Azerbaiyán y Georgia) por los conflictos militares abiertos que, sumados a la pandemia, conllevaron "la pérdida de muchas vidas humanas y mucho sufrimiento entre la población".

En septiembre de 2020 tuvo lugar un conflicto armado entre dos de estos países, Armenia y Azerbaiyán, después de que las fuerzas armadas de Azerbaiyán atacaran la región de dominio armenio Nagorno Karabaj.

"Nuestra prioridad es apoyar la paz, pensar en una solución global y utilizar nuestra diplomacia", resaltó Sassoli.

En cuanto a la crisis sanitaria, Sassoli confió en que la "solidaridad" debe ser la apuesta que inspire a Europa en los próximos meses para salir de la pandemia y se congratuló por los primeros envíos de vacunas a través de la iniciativa Covax.

Sobre la situación en Bielorrusia, señaló que es "vital" que los crímenes y las violaciones de los derechos humanos por el régimen actual "no queden impunes".