EFEAbiyán

La ex primera dama de Costa de Marfil Simone Gbagbo, condenada a 20 años de prisión en 2015 por su responsabilidad en la oleada de violencia postelectoral de 2010 y 2011, salió hoy en libertad después de que el presidente del país, Alassane Ouattara, anunciase su amnistía este lunes.

Gbagbo salió este mediodía del centro donde se encontraba en la capital de Costa de Marfil, Abiyán, en un vehículo con lunas tintadas y ha vuelto a su residencia privada, donde la han acogido decenas de militantes del partido Frente Popular Marfileño (FPI), que estuvo en el poder entre 2000 y 2010.

La ex primera dama, arrestada en abril de 2011, es una de las 800 personas beneficiarias de la última amnistía de Ouattara anunciada este lunes en un discurso de celebración de los 58 años de independencia de esta nación de África Occidental.

Simone Gbagbo, de 69 años, fue absuelta en 2017 de crímenes de lesa humanidad, pero ya había sido condenada dos años antes por su implicación en los episodios de violencia que siguieron a las elecciones de 2010, en las que el presidente, Laurent Gbagbo, se negó a aceptar su derrota, precisamente contra Ouattara.

Según Human Rights Watch (HRW), la crisis política degeneró en violencia y en un conflicto armado en el que, entre diciembre de 2010 y mayo de 2011, al menos 3.000 civiles fueron asesinados, más de 150 mujeres violadas y cientos de miles de marfileños se vieron obligados a abandonar sus casas.

Ambos bandos cometieron graves violaciones de los derechos humanos durante la crisis política, afirmó HRW.

Actualmente, Laurent Gbagbo está siendo juzgado en la Corte Penal Internacional, tribunal al que la Justicia marfileña prefirió no entregar a la ex primera dama.

En un comunicado este martes, HRW lamentó la amnistía de la ex primera dama alegando que "no hay amnistía para los crímenes de guerra, contra la humanidad u otras violaciones graves de derechos humanos cometidas en Costa de Marfil en la violencia postelectoral de 2010-2011".