EFEAnkara

La Fiscalía de Ankara ordenó este lunes la detención de 249 funcionarios del Ministerio de Exteriores por su presunta vinculación con el intento de golpe de Estado de julio de 2016, informó la agencia de noticias oficial Anadolu.

Al menos 78 de los sospechosos ya han sido detenidos, en una operación policial que se extiende a 42 de las 81 provincias del país eurasiático.

Los sospechosos estarían relacionados con la cofradía islamista de Fethullah Gülen, a quien Ankara atribuye la asonada golpista.

Las autoridades creen que la cofradía facilitó a los sospechosos los exámenes para ingresar al Ministerio de Exteriores entre el año 2010 y 2013.

La cofradía "gülenista", una organización piramidal de simpatizantes del predicador, normalmente con buena formación escolar y académica, fue situando durante décadas sus adeptos en altos cargos de la administración pública, la Policía, la Judicatura y las Fuerzas Armadas de Turquía.

El movimiento de Gülen, quien vive en Estados Unidos, fue un fiel aliado del Partido Justicia y Desarrollo (AKP), que gobierna Turquía desde 2002, hasta que ambos se enfrentaron en una dura lucha por el poder a partir del otoño de 2013.

Desde el verano de 2016, más de 130.000 funcionarios han sido destituidos y unas 80.000 personas acusadas de vínculos con Gülen están en prisión preventiva.