EFESeúl

Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, advirtió hoy a Estados Unidos sobre sus "falsas expectativas" de diálogo con Pionyang, después de que Washington volviera a tender la mano a las conversaciones con el régimen.

En un comunicado recogido este martes por la agencia estatal KCNA, Kim Yo-jong se refirió así a unos comentarios del asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jack Sullivan, quien dijo que el Norte había enviado "una señal interesante" sobre su disposición al diálogo, en declaraciones a la cadena estadounidense ABC.

"Las expectativas que han elegido tener de forma falsa podrían hundirles en una decepción aún mayor", señaló la hermana del dictador, quien añadió que Estados Unidos "parece haber interpretado la situación de una forma en la que busca confortarse".

Kim Yo-jong, quien ocupa el cargo de vicedirectora de propaganda del Comité Central del partido único norcoreano, endureció de este modo el tono del régimen frente a EE.UU., después de que el líder supremo del Norte afirmara la semana pasada que el país debe prepararse "tanto para el diálogo como para la confrontación" con Washington.

El nuevo mensaje del régimen coincide con la visita a Corea del Sur del enviado especial de EE.UU. para el Norte, Sung Kim, para reunirse con sus homólogos de Seúl y Japón y abordar una posible vuelta a la mesa de negociaciones con Pionyang.

"Seguimos esperando que la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial de Corea del Norte) responda positivamente a nuestro acercamiento y a nuestra oferta de reunirnos en cualquier lugar y en cualquier momento sin condiciones previas", dijo el enviado especial de la Casa Blanca tras la reunión trilateral de la víspera.

La mención al diálogo del líder norcoreano se interpretó como el primer mensaje positivo en este sentido de Kim Jong-un hacia EE.UU. desde la llegada a la Casa Blanca del presidente Joe Biden, cuya administración apuesta por una vía diplomática intermedia a la de sus predecesores.

Está por ver cuál será la verdadera posición del régimen sobre unas potenciales negociaciones sobre desarme nuclear, en un momento en que el país atraviesa una delicada situación alimentaria debido a su mayor aislamiento a raíz de la pandemia, de las sanciones internacionales y de malas cosechas.

El enviado de EE.UU. continuará este martes con su agenda de reuniones en Seúl, donde mantendrá un encuentro con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, entre otros altos cargos de su Ejecutivo.