EFESrinagar (India)

La confirmación hoy de la muerte de Zakir Musa, el insurgente más buscado en la Cachemira india y comandante de un grupo yihadista vinculado a Al Qaeda, ha disparado la tensión en la región, donde las autoridades han impuesto el toque de queda, y cortado internet y otras comunicaciones.

El insurgente murió la noche del jueves tiroteado en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad a pocos kilómetros de su aldea natal, Noorpora, en el este del territorio administrado por la India, dijo a Efe el director general adjunto de la Policía de Cachemira, Munir Khan.

Musa, segundo comandante más popular en la región después de Burhan Wani, era el jefe del grupo insurgente Ansar Gazwat-ul-Hind, afiliado a Al Qaeda, explicó el agente.

La muerte del separatista Burhan a manos de las fuerzas de seguridad indias en 2016, desencadenó entonces una oleada de protestas en la región que acabó con casi cien muertos y miles de heridos en choques entre los manifestantes y las tropas.

Las autoridades han elevado las medidas de seguridad y han impuesto el toque de queda para mantener el control en la capital de verano Srinagar y de las zonas más conflictivas.

"Hemos impuesto restricciones en Srinagar y en muchas otras áreas, especialmente Tral y Pulwama, para mantener la ley y el orden", dijo Munir.

Además, ha sido ordenado el cierre de los centros educativos como medida para evitar nuevas protestas.

El cuerpo del insurgente fue hallado entre los escombros de dos casas residenciales afectadas por el tiroteo, aseguraron a Efe residentes del área.

"Escuchamos decenas de explosiones en la noche después de que las fuerzas acordonaran el lugar", declaró a Efe Fayaz Mir, un vecino del lugar.

Según Mir, el cuerpo de Musa fue entregado hoy a sus familiares y un gran número de personas se ha reunido en Noorpora para participar en su funeral pese a las restricciones.

Después de que se conociera la muerte del comandante insurgente, algunas protestas espontáneas se desataron en diferentes áreas de la disputada región y luego las autoridades suspendieron los servicios de internet.

"Medidas como la suspensión de internet son de precaución y prevención", manifestó a Efe un oficial de Policía bajo condición de anonimato.

La muerte de Musa coincidió con el recuento de las generales de la India, donde el partido nacionalista hindú BJP, del primer ministro Narendra Modi, el gran ganador de la contienda, obtuvo tres escaños en esta región y otros tres la formación musulmana Conferencia Nacional, acentuando la polarización.

La Cachemira india es la única región del gigante asiático con mayoría musulmana, y Pakistán reclama su completa soberanía desde la partición del subcontinente en 1947 y su independencia del Imperio británico.

Las dos naciones han librado varias guerras y conflictos menores por este territorio, separado por una frontera provisional que divide Cachemira en dos y que es una de las zonas más militarizadas del mundo.