EFENaciones Unidas

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió este miércoles a Nicaragua la liberación de los líderes de la oposición que han sido detenidos y la restitución de sus derechos políticos.

“El secretario general está muy preocupado por los recientes arrestos y detenciones, así como por la invalidación de candidaturas de líderes de la oposición en Nicaragua”, dijo el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, en su conferencia de prensa diaria.

Según Dujarric, el jefe de Naciones Unidas considera que estos acontecimientos “pueden minar seriamente la confianza en el proceso democrático de cara a las elecciones generales de noviembre” y ve necesario un acuerdo amplio para que haya una participación “creíble e inclusiva” en esos comicios.

Guterres llamó además a las autoridades nicaragüenses a respetar sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

Naciones Unidas reaccionó de esta forma a las detenciones de cuatro aspirantes opositores a las elecciones en Nicaragua y de otras figuras contrarias al Gobierno de Daniel Ortega.

La Policía Nacional informó en la noche del martes de la detención de Juan Sebastián Chamorro García bajo la acusación de "incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos".

Chamorro, sobrino político de la expresidenta nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), se ha convertido en el cuarto aspirante opositor a la Presidencia que es investigado y detenido en los últimos días.

La primera detenida fue Cristiana Chamorro, prima de Juan Sebastián, hija de la exmandataria Barrios de Chamorro y la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las presidenciales de noviembre próximo.

Tras su detención, el secretario general de la ONU ya había expresado públicamente su preocupación.

Tras ella fueron arrestados también Arturo Cruz, que fue embajador en Estados Unidos del Gobierno de Ortega entre 2007 y 2009, y el académico y aspirante Félix Maradiaga.