EFEBruselas

Desafíos comunes como el comportamiento "agresivo" de Rusia, el auge de China como potencia global, el incremento de ciberataques o el terrorismo internacional centrarán la cumbre de la OTAN del próximo lunes en Bruselas, en la que los aliados buscarán la complicidad del nuevo presidente estadounidense, Joe Biden.

"Los últimos cuatro años han demostrado que el vínculo transatlántico en la OTAN va más allá de líderes políticos individuales, porque es robusto y fuerte y tenemos instituciones robustas. Tenemos a la OTAN, que puede capear diferentes vientos políticos", indicó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa telemática previa a la cumbre.