EFEBuenos Aires

La Policía argentina detuvo a cuatro personas por el asesinato de un turista británico en Buenos Aires el pasado sábado, aunque los detenidos no son los autores de los disparos, quienes ya están identificados, informó este lunes el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro.

Las fuerzas policiales encontraron también el vehículo que participó en el asalto, que pasó a disposición del departamento de Criminalística para buscar restos y pruebas, tras realizar 18 registros en viviendas de la provincia de Buenos Aires y de la capital.

En este proceso fueron clave las imágenes proporcionadas por las cámaras de seguridad de la ciudad.

"Una vez obtuvimos las imágenes pudimos identificar los vehículos y así tener la trazabilidad de la fuga que habían tenido con las cámaras que tenemos desplegadas en la ciudad", destacó D'Alessandro en una rueda de prensa conjunta con la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

De los cuatro detenidos uno es el encargado de proporcionar la logística, "que eran los vehículos", de una banda criminal que la Policía estaba investigando, ya que "no es el primer hecho que realizaron en la ciudad de Buenos Aires".

La banda operaba principalmente en el aeropuerto internacional de la localidad bonaerense de Ezeiza, donde "detectaban a aquel que tenía un reloj de alta gama" y luego "lo seguían hasta su destino y ahí le realizaban el robo".

Esta fue la forma en la que procedieron el pasado sábado con los dos turistas británicos, a quienes siguieron hasta el barrio de Puerto Madero, uno de los más exclusivos de la ciudad, donde los interceptaron e intentaron robar a las puertas del lujoso hotel Faena.

"Aparentemente intentaron resistirse y uno de ellos recibió un disparo en la ingle y el segundo en el pulmón derecho", informó el sábado la Prefectura Naval argentina.

Las víctimas fueron trasladadas al Hospital Argerich, de la capital argentina.

El jefe del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), Alberto Crescenti, precisó que una de las víctimas recibió "un impacto que le había entrado por la axila derecha y le había alcanzado el tórax", lo cual le produjo un paro cardíaco.

El hombre fue ingresado en el hospital en estado grave y falleció allí.

El otro herido, presuntamente hijo de la víctima fatal, tiene un impacto de bala, que ingresó en una de sus piernas, y se fracturó la cadera.

Los dos tiradores fueron ya identificados y la Policía está "trabajando en la detención".

La ministra Frederic calificó hoy el hecho como "atroz" y aseguró que el trabajo previo sobre la banda está facilitando la investigación.

"Este hecho es un hecho atroz que debe ser inmediatamente esclarecido. Hay un trabajo previo que afortunadamente va a contribuir a este esclarecimiento", concluyó Frederic.