EFETiflis

La policía armenia detuvo esta mañana al líder de las protestas antigubernamentales en Armenia, Nikol Pashinián, poco después de unas negociaciones frustradas entre el opositor y el primer ministro, Serge Sargsián.

Según la prensa local, las fuerzas de seguridad pararon la marcha opositora en el barrio Erebuni de la capital armenia y emplearon la fuerza para dispersar a la multitud y detener al líder de la protesta.

Esta mañana, una reunión entre Pashinián y Sargsián, cuya dimisión exigen los manifestantes desde hace 10 días, acabó nada más empezar sin dar resultado alguno.

Durante esa entrevista, que duró tan solo tres minutos, el líder de la oposición dijo que el poder está ahora en manos del pueblo y llamó al primer ministro a dimitir.

Sargsián, por su parte, lamentó que la oposición no esté dispuesta a dialogar y recurra al "chantaje y ultimatos" y abandonó el lugar de la reunión.

Previamente, el líder opositor declaró el inicio de una "revolución de terciopelo" en el país cuyo objetivo es el derrocamiento del recién elegido primer ministro, quien ocupó el cargo del presidente de la república caucasiana durante los últimos diez años.

La oposición acusa a Sargsián de haber reformado el sistema político con el único fin de perpetuarse en el poder.