EFEBruselas

El vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, manifestó este miércoles la "gran preocupación" de la Unión Europea (UE) por la "acción unilateral" del Reino Unido de introducir alteraciones en el llamado protocolo de Irlanda del Norte, algo que supone "violar el derecho internacional".

Tras la declaración realizada hoy por el Gobierno británico, el vicepresidente Sefcovic expresó "la gran preocupación de la UE por la acción unilateral del Reino Unido, ya que supone una violación de las disposiciones sustantivas pertinentes del Protocolo sobre Irlanda/Irlanda del Norte y de la obligación de buena fe prevista en el Acuerdo de Retirada", señaló la Comisión Europea en un comunicado.

"Esta es la segunda vez que el gobierno del Reino Unido se dispone a violar el derecho internacional", subrayó el vicepresidente del Ejecutivo comunitario en la nota.

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este miércoles en Westminster que se introducirá "alguna relajación temporal de las medidas operativas" en el llamado protocolo de Irlanda del Norte, en áreas como el suministro de alimentos, a fin de "proteger" la provincia, y supeditadas a mantener conversaciones con la Unión Europea (UE).

Por su parte, el ministro para Irlanda del Norte, Brandon Lewis, precisó que la intención es prorrogar hasta el mes de octubre el periodo de gracia concedido a supermercados y exportadores que envían mercancías desde Gran Bretaña hasta Irlanda del Norte.

El pasado mes, el Gobierno británico instó a Bruselas a extender hasta dentro de dos años el periodo de gracia establecido en diversos ámbitos para dar tiempo a organizar los controles aduaneros, unas excepciones que expiran entre marzo y junio.

Para la UE, la acción unilateral británica constituye "un claro alejamiento del enfoque constructivo que ha prevalecido hasta ahora, socavando así tanto el trabajo del Comité Conjunto como la confianza mutua necesaria para una cooperación orientada a la solución".

Es igualmente "decepcionante", dijo Sefcovic, que el gobierno del Reino Unido haya recurrido a una acción unilateral de este tipo sin informar a la copresidencia de la UE del Comité Conjunto", un rol que ejerce él mismo y por parte británica David Frost, quien actuó como negociador del Brexit para el Reino Unido.

"Las cuestiones relacionadas con el Protocolo deberían tratarse a través de las estructuras previstas en el Acuerdo de Retirada", en el que se incluye el conflictivo protocolo, añadió Sefcovic.

En virtud del citado protocolo acordado para efectuar la salida de la UE, la región británica de Irlanda del Norte sigue vinculada al mercado único comunitario, por lo que las mercancías que cruzan entre ese territorio y el resto del Reino Unido deben pasar controles aduaneros, con una nueva carga burocrática que ha provocado escasez de productos y tensiones políticas en la provincia.

Esa solución fue acordada tras complejas negociaciones a fin de evitar a toda costa una frontera física entre las dos Irlandas y preservar las condiciones que recoge el acuerdo de paz de Viernes Santo firmado en 1998.

Sefcovic recordó que el protocolo es "la única manera de proteger el Acuerdo de Viernes Santo en todas sus dimensiones, y de evitar una frontera dura en la isla de Irlanda".

La vicepresidente de la UE también recordó que en el último Comité Mixto UE-Reino Unido, celebrado el 24 de febrero, Londres reiteró su compromiso con la correcta aplicación del protocolo, así como su objetivo de buscar soluciones conjuntamente.

Esta noche, en una conversación telefónica con Frost, Sefcovic le comunicó que la Comisión Europea responderá a estos acontecimientos de acuerdo con los medios legales establecidos por el Acuerdo de Retirada y el Acuerdo de Comercio y Cooperación.