EFEBruselas

La Unión Europea (UE) advirtió hoy a China de que está dispuesta a responder ante medidas de coerción económica contra cualquier Estado miembro y aseguró que espera aclarar “rápidamente” el bloqueo de mercancías lituanas en las aduanas chinas.

“La UE está dispuesta a hacer frente a todo tipo de presiones políticas y medidas coercitivas aplicadas contra cualquier Estado miembro”, indicaron en una declaración conjunta el alto representante comunitario para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea y titular de Comercio, Valdis Dombrovskis.

Borrell y Dombrovskis dijeron estar “en estrecho contacto” con el Gobierno de Lituania sobre el hecho de que sus exportaciones no se estén despachando a través de la aduana china y que sus solicitudes de importación en ese país estén siendo rechazadas.

“Si se confirmara la información recibida, la UE también evaluaría la compatibilidad de la acción de China con sus obligaciones bajo la Organización Mundial del Comercio”, avisaron.

Dijeron también que están “recopilando información” a través de la Delegación de la UE en Pekín y que están en comunicación con las autoridades chinas “para aclarar rápidamente la situación”.

“La unidad y la solidaridad dentro de la UE siguen siendo fundamentales para defender nuestros intereses y nuestros valores en nuestras relaciones con todos los países”, subrayaron.

Asimismo, dejaron claro que el desarrollo de las relaciones bilaterales de China con los distintos Estados miembros de la UE "tiene un impacto en las relaciones generales entre la UE y China”.

La declaración tiene lugar el mismo día en que la Comisión Europea ha propuesto una nueva herramienta legal para sancionar, en última instancia, a los países que traten de ejercer presión política en la UE a través de coerción económica o comercial.

China decidió el pasado 21 de noviembre "rebajar" sus relaciones diplomáticas con Lituania al nivel de encargado de negocios como protesta por la apertura de una oficina de representación de Taiwán en Vilna.

En los últimos años, Lituania ha estrechado sus relaciones con Taiwán; no obstante, no mantiene relaciones diplomáticas con Taipéi, sino con Pekín, desde 1991, poco después de lograr su independencia de la Unión Soviética.

Taiwán -adonde en 1949 se retiró el ejército nacionalista chino tras la derrota contra las tropas comunistas en la guerra civil- se ha gobernado desde entonces de manera autónoma, aunque China reclama la soberanía de la isla, que considera una provincia rebelde para cuya reunificación no ha descartado el uso de la fuerza.

Borrell y Dombrovskis recordaron hoy que la UE “sigue comprometida con su Política de ‘Una China’” y que “reconoce al Gobierno de la República Popular China como el único gobierno de China”.

“En el marco de esta política establecida desde hace mucho tiempo, la UE buscará la cooperación y los intercambios con Taiwán en áreas de interés común”, señalaron. EFE

rja/cat/fpa

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)