EFEKiev

La Unión Europea criticó hoy la falta de pasos de Rusia hacia la paz en el Donbás, en el este de Ucrania, donde se enfrentan desde 2014 los rebeldes prorrusos y el Ejército ucraniano, y aseguró que mientras no cambie de actitud se mantendrán las sanciones económicas del bloque comunitario.

"Lamentablemente, Rusia no responde de manera recíproca a los pasos positivos de Ucrania para implementar los acuerdos de Minsk" para poner fin al conflicto armado, declaró el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, durante una visita a Schastie, en la región de Lugansk, junto al líder ucraniano, Vladímir Zelenski.

"Es por lo que nuestras sanciones económicas contra Rusia se mantendrán", recalcó el líder comunitario en una rueda de prensa delante de un punto de control que separa los territorios controlados por el Gobierno y los ocupados por los separatistas prorrusos en el Donbás.

RUSIA DEBE ACTUAR

"Rusia es parte del conflicto y no un mediador", subrayó Michel, quien instó a Moscú a garantizar a la Misión Especial de Observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) pleno acceso a las áreas no controladas por el Gobierno y su regreso al centro conjunto para el control y la coordinación del alto el fuego en el este de Ucrania.

En el Donbás hay un alto el fuego en vigor desde 2015 pero era violado continuamente y en julio de 2020 se adoptaron medidas para reforzarlo, si bien la OSCE sigue registrando violaciones cuasi diarias tanto en Lugansk como en Donetsk.

Zelenski, a su vez, urgió a la UE a poner más presión sobre Rusia y denunció las violaciones del alto el fuego por parte de las fuerzas prorrusas, al recordar que en los últimos diez días dos soldados ucranianos han fallecido por ataques del enemigo.

Desde el inicio de la agresión rusa en el este de Ucrania han fallecido unas 14.000 personas, según la ONU.

"Estamos en el continente europeo en 2021 y hay guerra. Esta es una realidad vergonzosa", recalcó el presidente del Consejo Europeo, quien reiteró el apoyo "inquebrantable" de la UE a la soberanía, independencia e integridad territorial de Ucrania.

PANDEMIA COMO PRETEXTO

"La pandemia de la covid-19 no puede ser un pretexto para separar aún más a estas regiones de Ucrania", destacó el político belga.

Según el Gobierno de Ucrania y la OSCE, los rebeldes prorrusos en Donetsk y Lugansk obstruyen el acceso de observadores internacionales y grupos de derechos humanos a los territorios ocupados. También impedirían a civiles cruzar al territorio controlado por Kiev en cinco de un total de siete puntos de cruce, alegando la pandemia del coronavirus como motivo.

Zelenski fue hoy vacunado en un hospital de campaña cerca de la línea de separación en la región de Lugansk. El Gobierno quiere vacunar a los residentes de los territorios ocupados en el Donbás con brigadas móviles o cabinas de vacunación en los cruces abiertos.

Michel, que se reunió con representantes de la misión de la OSCE, del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas, del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y del grupo de desminado danés, expresó su preocupación por la difícil situación de los civiles en el Donbás.

"La gente sigue muriendo en este conflicto y viven bajo circunstancias extremadamente difíciles. Quiero subrayar una vez más cuán inaceptable es esta situación", recalcó el belga.

CRÍTICAS DE LA UE A LA REFORMA JUDICIAL

Además de su visita al Donbás, el líder comunitario intervino en un foro en el que alabó los esfuerzos de Kiev por acometer reformas, pero dijo que "aún queda mucho por hacer, especialmente en relación al Estado de derecho, la reforma judicial y la lucha contra la corrupción".

Michel insistió en que ello es una condición para la asistencia financiera de la UE y el proceso de liberalización de visados.

"Se requiere urgentemente una reforma judicial integral para reiniciar los principales órganos judiciales y establecer un proceso de selección transparente y basado en el mérito para el nombramiento de jueces", sostuvo.

El presidente del Consejo Europeo se refería, sin mencionarla, a la decisión del Alto Tribunal en 2020 de calificar de inconstitucional gran parte de las reformas para la lucha contra la corrupción de 2014, motivo por el que Zelenski exigió la destitución en pleno de los jueces y se generó una crisis institucional.

La semana pasada hubo además protestas en varias ciudades del país para exigir reformas judiciales, después de que un activista anticorrupción fuera sentenciado a 7 años de prisión en un juicio que sus seguidores consideran políticamente motivado.

Olga Tokariuk