EFEBruselas

La Unión Europea (UE) pidió este jueves en la videoconferencia del G20 sobre el coronavirus una respuesta internacional "sin precedentes" para mitigar los efectos de la pandemia que se centre en una "acción global rápida, masiva y coordinada", tanto en materia económica como sanitaria.

"Los acontecimientos sin precedentes requieren una acción sin precedentes y es necesaria una acción global rápida, masiva y coordinada en los frentes económico y de salud para salvar vidas y evitar una nueva crisis económica", declararon en un comunicado conjunto los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel.

Agregaron que el G20, foro que reúne a las mayores economías del mundo y que actualmente preside Arabia Saudí, tiene "un papel fundamental para garantizar esa coordinación global" y señalaron algunas de las iniciativas que Bruselas quiere que implemente la comunidad internacional para hacer frente a la situación.

"Los países del G20 deben coordinar sus políticas macroeconómicas, movilizando todos los instrumentos disponibles, para mitigar la recesión económica, apoyar a los trabajadores y a las empresas más afectadas", señalan los líderes de las instituciones de la UE.

Von der Leyen y Michel subrayan, además, que para limitar el impacto económico y mantener la capacidad de fabricar y proporcionar el equipo médico y de protección necesario, es imperativo que se mantengan abiertos "los flujos comerciales y las cadenas de suministro".

Además, Bruselas apela a los países del G20 a ayudar en la repatriación de ciudadanos que se encuentren en el extranjero y deseen regresar a sus hogares.

Von der Leyen y Michel reconocen en esa nota que "Europa se encuentra actualmente en el epicentro de la crisis" y agradecen la solidaridad mostrada a la UE y a sus Estados miembros.

Agregaron que la UE está "comprometida con la cooperación internacional" para hacer frente a esta pandemia y "seguirá asistiendo a los países y comunidades más vulnerables en todo el mundo".

La reunión telemática del G20 se produjo justo antes de que los líderes de la UE iniciaran, por su parte, una cumbre europea por videoconferencia para tratar los aspectos más urgentes de la crisis del coronavirus, desde la repatriación de europeos a la Unión hasta las medidas económicas o la coordinación en los puestos fronterizos.

El G20 está integrado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Alemania, Reino Unido, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, República de Corea, Sudáfrica y Turquía, así como por la Unión Europa y Arabia Saudí, que ocupa la presidencia del mecanismo.

También participan España, país invitado permanente, y otros países que asisten por invitación como Jordania, Singapur y Suiza.