EFEBruselas

Los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel, y la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pidieron este sábado justicia por el genocidio de Srebrenica, del que se cumplen 25 años, y pidieron que no vuelva a repetirse una catástrofe así.

"Honramos a todas las víctimas, sus familias y a los que aún no tienen confirmación del destino de sus seres queridos", indicó Michel a través de la red social Twitter.

"No descansaremos hasta que se haga justicia", insistió.

Por su parte, Von der Leyen indicó en su cuenta en la misma red social que "el mundo entero se da cuenta de que fallamos al proteger a aquellos que más necesitaban nuestra protección".

En su opinión, "es nuestro deber recordar, hablar alto y actuar".

"No más sangre en nombre de razas o religiones. No más genocidios, nunca más", concluyó la política alemana.

Más de 8.000 bosnios de religión musulmana fueron asesinados entre el 12 y el 22 de julio a manos de soldados del Ejército serbobosnio dirigidos por el general Ratko Mladic en Srebrenica y alrededores, una zona teóricamente protegida entonces por cascos azules de las Naciones Unidas.

Investigadores del extinto Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) alertan de la glorificación de los criminales de guerra y del riesgo de reescribir la historia de la masacre de Srebrenica.

El exfiscal jefe del TPIY Serge Brammertz, ahora al mando del Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales -que juzga, entre otros, el recurso de apelación de Mladic, condenado en primera instancia a cadena perpetua-, ha advertido de que hay "decenas y decenas de sospechosos de crímenes, algunos relacionados con Srebrenica, que han obtenido cobijo en Serbia y en otros lugares".