EFESofía

El partido conservador GERB, dirigido por el primer ministro en funciones, el populista Boiko Borisov, ha devuelto hoy el encargo de formar Gobierno recibido como partido más votado en las elecciones del 4 de abril, al no contar con el apoyo de ninguno de los otros cinco partidos del Parlamento.

Daniel Mitov, candidato del GERB a primer ministro, devolvió hoy el mandato al presidente del país, Rumen Radev, tras confirmarse el anunciado rechazado de todas las formaciones a pactar con el GERB.

"Hicimos un intento honesto, abierto y transparente. Estábamos preparados, con equipo y con políticas concretas. Lamentablemente, los partidos con que creíamos que podíamos (cooperar) demostraron un comportamiento arrogante e irresponsable, y demostraron su inmadurez política", explicó devolver el mandato.

Mitov asumió el intento de formar gobierno después de que Borisov, que ha ganado las cinco elecciones celebradas desde 2009 y ha sido primer ministro tres veces, renunciara a su escaño para facilitar un pacto con otros partidos.

El GERB, miembro del Partido Popular Europeo, ganó las elecciones pero con fuertes pérdidas respecto a hace cuatro años y sólo 75 de los 240 escaños del Parlamento.

El partido ofreció una negociación para formar Gobierno a Existe Tal Pueblo y a Bulgaria Democrática, dos nuevos partidos surgidos de las masivas manifestaciones que el pasado verano reclamaron la dimisión de Borisov, al que acusan de corrupción.

Se espera ahora que Radev encargue formar Ejecutivo al cantante y presentador de televisión Slavi Trifonov, como líder de Existe tal Pueblo, la segunda formación más votada.

Trifonov, del que se desconoce su opinión en muchos temas de política nacional e internacional y que centró su mensaje en denunciar la corrupción de la élite política, no se ha pronunciado aún sobre si intentará formar Gobierno.

Si rechaza el mandato o no logra apoyos, Radev puede encargar Gobierno a un tercer candidato antes de tener que disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones.