EFEHelsinki

El partido conservador Kokoomus se proclamó hoy vencedor en las elecciones europeas celebradas en Finlandia, en las que Los Verdes lograron un fuerte avance y se situaron como segunda fuerza del país por delante de los socialdemócratas.

La habitual fragmentación del voto finlandés hizo que no hubiera grandes mayorías y que los trece escaños que corresponden al país nórdico en la Eurocámara se repartieran entre siete partidos.

Al cierre del escrutinio, los conservadores obtuvieron el 20,8 % de los votos, un 1,8 % menos que en los comicios europeos de 2014, aunque mantienen sus tres escaños en el Parlamento Europeo (PE).

Los Verdes fueron el partido que más aumentó su apoyo en estas elecciones, al subir 6,7 puntos respecto a las últimas europeas y cosechar el 16 % de los votos, lo que les permite incrementar de uno a dos su número de escaños.

La preocupación de los ciudadanos por el cambio climático y el aumento de la participación de los jóvenes fueron factores clave en el auge de Los Verdes.

En tercer lugar, con el 14,6 % de los sufragios, se situó el Partido Socialdemócrata (SDP), actualmente la mayor fuerza política de Finlandia tras las elecciones legislativas del pasado abril.

El SDP, liderado por Antti Rinne, quien probablemente será el próximo primer ministro finlandés, aumentó un 2,3 % sus votos en relación a las europeas de 2014, pero no fue suficiente para sumar más escaños y mantiene los dos que tiene.

La formación de ultraderecha Verdaderos Finlandeses, segunda fuerza nacional en el Parlamento de Helsinki, tuvo que conformarse con la cuarta posición y un 13,8 % de los votos, un punto más, por lo que retiene sus dos eurodiputados.

Por su parte, el Partido de Centro confirma el retroceso que sufrió en las legislativas de abril y cae 6,1 puntos, hasta el 13,5 %, por lo que pierde uno de sus tres escaños en el PE.

La Alianza de Izquierdas obtiene el 6,9 % de los votos, 2,4 puntos menos, aunque mantiene su único escaño en la Eurocámara.

El último de los trece eurodiputados que corresponden a Finlandia es para el Partido Popular Sueco (SFP), representante de la minoría suecohablante del país nórdico, que pierde cuatro décimas y logra un apoyo del 6,3 %.

La participación de los 4,5 millones de votantes finlandeses llamados a las urnas se situó en el 40,7 %, dos décimas menos que en las europeas de 2014.