EFEViena

El Partido Popular (ÖVP) ganó con claridad las elecciones europeas en Austria este domingo, al conseguir un 34,9 % de los votos (27,0 % en 2014), según el escrutinio final junto con una proyección para el voto por correo.

Detrás de la formación del canciller federal, Sebastian Kurz, se encuentra el partido socialdemócrata SPÖ, con 23,4 % de los votos (24,1 % en 2014), delante de los ultranacionalistas del partido liberal FPÖ, con el 17,2 % (19,7 % en 2014) de los votos, informó la televisión pública ORF.

La recta final de la campaña para estos comicios estuvo dominada por un vídeo publicado por la prensa alemana en el que se ve al ahora exjefe del FPÖ y exvicecanciller, Heinz-Christian Strache, prometiendo favores políticos a una supuesta empresaria rusa a cambio de donaciones ilegales para su partido.

A causa de estas revelaciones, grabadas de forma clandestina en una finca en Ibiza en 2017, la coalición entre el ÖVP y el FPÖ saltó por los aires y se convocaron nuevas elecciones para septiembre.

A pesar de ello, los ultranacionalistas solo perdieron hoy 2,5 puntos porcentuales con respecto al resultado electoral de 2014, mientras que el ÖVP sube casi ocho puntos porcentuales.

La participación en estas elecciones fue casi del 59 %, más de 13 puntos porcentuales por encima del año 2014.

Por otra parte, los Verdes ecologistas, que hace dos años no lograron entrar en el Parlamento, volvieron en estas elecciones con fuerza y lograron un 14 % de los votos.

Con este resultado, los democristianos austríacos tendrán siete diputados en el Parlamento Europeo (dos más que hasta ahora), mientras que los socialdemócrata se mantienen en cinco.

Los ultranacionalistas tendrán tres, uno menos que hasta ahora, mientras que los Verdes se mantienen en tres escaños, en caso de que el Reino Unido sale de la UE.

El quinto partido austríaco con representación en la Eurocámara será Neos (liberales), con un escaño gracias al 8,7 % de los votos obtenido hoy (8,1 % en 2014).