EFEKabul

Los talibanes confirmaron hoy que una delegación suya se reunió la semana pasada durante tres días en Catar con representantes de Estados Unidos para tratar una salida negociada al conflicto en Afganistán.

"Una delegación de alto nivel del Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) se reunió con una delegación de alto nivel de Estados Unidos en Catar el 14, 15 y 16 de noviembre y hablaron sobre una solución pacífica a la guerra afgana", indicó el portavoz insurgente, Zabihullah Mujahid, en un comunicado.

Precisó que se trató de un diálogo "inicial" que no fructificó en ningún "acuerdo".

"El Emirato Islámico presentó información sobre la actual situación en Afganistán y subrayó (el establecimiento) de un sistema islámico sagrado y una solución real al conflicto afgano", concluyó Mujahid.

Del lado estadounidense la negociación estuvo liderada por el representante especial para los esfuerzos de Paz, Zalmay Khalilzad, que ya había mantenido un primer encuentro con los talibanes hace un mes en la oficina política de los insurgentes en Doha.

Tras el último encuentro Khalilzad viajó a Kabul, donde concluyó hoy una vista de tres días en la que se reunió con diversas autoridades afganas.

"La paz es el deseo de todos los afganos. A Estados Unidos le gustaría ayudar a los afganos a alcanzar este objetivo, que es una meta realmente digna", afirmó Khalilzad en la capital afgana, según un comunicado difundido hoy por la embajada estadounidense.

El representante especial de Estados Unidos para los esfuerzos de Paz recordó que "Afganistán lleva en guerra los últimos 40 años", por lo que "los afganos se merecen la paz".

"Queremos ser un aliado para los afganos para alcanzar este objetivo", sentenció Khalilzad.

El Palacio Presidencial informó hoy también del encuentro entre Khalilzad y el presidente afgano, Ashraf Ghani, en el que el negociador estadounidense reveló al mandatario algunos detalles del "positivo" encuentro con los talibanes.

Khalilzad aseguró a Ghani que "el entorno para el comienzo de unas negociaciones de paz entre afganos es más viable que nunca", según el comunicado.

La última reunión en Catar se produjo además una semana después de la segunda ronda de consultas internacionales sobre el conflicto afgano en Moscú, en la que estuvieron presentes representantes de los talibanes y del Alto Consejo para la Paz de Afganistán, si bien no estuvo el Ejecutivo de Kabul.

Los talibanes y el Gobierno de Kabul se reunieron en 2015 en Pakistán en su primer y último encuentro hasta la fecha, pues el proceso fue suspendido semanas después, cuando se conoció la muerte dos años antes del mulá Omar, hasta ese momento líder del movimiento insurgente.

Desde entonces, los talibanes han insistido en negociar con EEUU, que continúa en Afganistán en el marco de la misión de la OTAN de capacitación y entrenamiento a las tropas afganas, además de tareas antiterroristas.