EFEBerlín

Los Verdes alemanes abrieron el congreso que deberá lanzar a la Cancillería a su líder, Annalena Baerbock, representando lo que califican de "libertad con normas", pero necesitada de hacerse perdonar un par de deslices en lo que parecía un ascenso sólido al poder.

"Quien protege el clima, protege la libertad", proclamó el copresidente del partido, Robert Habeck, en su saludo de apertura ante los delegados que, de forma virtual, seguirán los tres días de debates. "Tenemos la candidata que Alemania necesita para un cambio realista y verde", aseguró; algo que debe conseguirse en las elecciones generales de septiembre, tras las cuales Angela Merkel dejará el poder.