EFERoma

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) italiano y la Liga Norte (LN) tensaron hoy el debate político y asustaron a los mercados al trascender un borrador de su programa de Gobierno, que han modificado y que contemplaba la posibilidad de salir del euro.

Estas dos formaciones euroescépticas negocian un "contrato de Gobierno" desde el pasado 10 de mayo antes de unir fuerzas y formar un Ejecutivo, lo que ha suscitado gran expectación por los temas y prioridades que pueda incluir el documento.

La edición italiana del "Huffington Post" divulgó un borrador de 39 páginas datado el 14 de mayo en el que, entre otras cosas, los dos partidos consideraban que "la estructura de la gobernación económica europea (...) debe ser modificada radicalmente".

Al mismo tiempo, veían "preciso especificar procedimientos técnicos de naturaleza económica y jurídica que permitan a los Estados miembros abandonar la unión monetaria, y por lo tanto recuperar su propia soberanía monetaria".

O también permitir que los países "queden fuera de la moneda única con una cláusula "opt-out" (opción de salir) permanente que permita a los Estados miembros poder iniciar un proceso de salida concordada si hay una clara voluntad popular en ese sentido", según ese borrador.

Tras la difusión de este documento, el M5S y la Liga lo matizaron al afirmar en un comunicado conjunto que se trata de "una versión vieja que ya ha estado ampliamente modificada durante los últimos dos encuentros de la mesa de negociación técnica".

"La versión actual, por lo tanto, no corresponde a la publicada. Muchos contenidos se han cambiado radicalmente. Sobre el euro, por ejemplo, las partes ya han decidido no poner en duda la moneda única. La versión publicada no es fiel a la actual", aclararon.

Algunos medios publican una versión más actualizada del texto, datada el 15 de mayo, en la que ya no constan esas intenciones con el euro sino únicamente el deseo de "revisar junto a los socios europeos" la política monetaria y económica única en el continente.

No obstante, la matización no fue suficiente para calmar a los mercados y la Bolsa de Milán perdió un 2,32 % al cierre, y la prima de riesgo se disparó un 15,14 %, hasta los 150,60 puntos.

En el documento filtrado se aboga además por una "necesaria" revisión de los Tratados de la Unión Europea, con especial interés en el Pacto de Estabilidad, y para la reducción de la deuda quieren que el Banco Central Europeo condone a Italia 250.000 millones de euros en títulos del Estado, un reclamo que no figura en la versión más reciente del borrador.

En materia de política exterior, el M5S y la LN reafirman lo que vienen defendiendo en los últimos años: la permanencia de Italia en la OTAN, con Estados Unidos como "aliado privilegiado", pero con una apertura hacia Rusia.

En este sentido reclaman la supresión de las sanciones a Moscú y subrayan que con esta apertura Rusia "debe percibirse no como una amenaza, sino como un socio económico y comercial".

Señalan que la UE debe mirar hacia el sur, el Mediterráneo, pues a su juicio "Rusia no supone una amenaza militar, sino un potencial socio para la OTAN y la UE", y porque en ese mar "se concentran más factores de inestabilidad como el extremismo islámico o los flujos migratorios incontrolados".

Sobre inmigración, un asunto para el que la ultraderechista Liga ha reclamado "mano libre", en el documento se destaca "el fracaso del actual sistema de gestión del flujo migratorio", tras años de llegadas masivas, y se pide la "reubicación obligatoria y automática de los solicitantes de asilo" entre los países de la UE.

También incluye una de las apuestas más importantes del Cinco Estrellas, la "renta de ciudadanía", un subsidio de 780 euros mensuales por persona (modificado para los núcleos familiares) con el que se busca apoyar a las personas en dificultad y en paro.

El documento introduce además un órgano nuevo en la estructura institucional italiana: el Comité de Conciliación, al que el M5S y la LN deberán acudir cuando surjan divergencias entre ambos.

El diputado del M5S Alfonso Bonafede aseguró a los medios de que la mesa de expertos "ha terminado su trabajo" de redacción y ahora el texto pasará a ser examinado por el líder del partido "anticasta", Luigi Di Maio, y el de la Liga, Matteo Salvini.

Quedan por resolver, explicó, "seis puntos, apenas seis líneas", además del reparto de cargos en el poder, pues los dos partidos han preferido empezar a hablar de temas y no de quién ejercerá de primer ministro, que podría ser una tercera persona o un nuevo escollo en las negociaciones.

Los dos partidos someterán el acuerdo el próximo fin de semana al parecer de su militancia antes de presentárselo al jefe del Estado, Sergio Mattarella.